"Los jugadores de hoy no tienen amor por su camiseta", dijo Pelé
Apuestas Futbolred
Archivo

"Los jugadores de hoy no tienen amor por su camiseta", dijo Pelé

El astro brasileño atendió una multitudinaria rueda de prensa en la capital colombiana, en el acto de presentación oficial de la Copa Santander Libertadores 2010.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
16 de enero 2010 , 09:54 a. m.

Sonrisa a flor de piel. Una y otra anécdota. Sencillez ante los elogios. Y en especial una claridad en sus conceptos mostró Pelé en una hora exacta que duró su contacto con los medios de comunicación de la capital colombiana.

Tras una tensa espera de media hora, el astro brasileño apareció en el salón principal de la sede del Banco Santander, patrocinador oficial de la Copa Libertadores de América, acompañado por Francisco Luzón y Román Blanco, altos directivos de la entidad bancaria.

Así cuando el reloj marcaba las 10 y 35 de la mañana la leyenda viva del fútbol mundial se ubicó en la mesa principal. Su presencia pareció un imán que atraía las cámaras de televisión y de fotografía y además las miradas de admiración y respeto de cerca de cien personas que aguardaban por él.

"Gracias a todos. Siento una alegría muy grande por estar aquí. Es el 2010, el 10 es el número de mi suerte y esperemos que todo nos salga bien", dijo Pelé inicialmente.

Desde ese momento comenzó la ronda de preguntas y respuestas. Y así el otrora jugador estrella del Santos y de las selecciones de Brasil presentó varias facetas.

Para Pelé el mercadeo y la llegada de las grandes multinacionales al fútbol ha servido para cambiar la mentalidad de los futbolistas. "Cuando yo jugaba con el Santos el club vivía de la venta de las boletas y todo era diferente. En lo personal me llegaron ofertas de otros clubes, en las que podía ganar un poquito más, pero yo seguía en Santos porque me sentía bien. Y hoy los muchachos quieren salir rápido y eso fue algo que hablamos con Diego y Robinho y yo les decía que yo había durado mucho tiempo en el club".

El 'Rey' del fútbol tiene claro que esas situaciones se presentan por la presencia de los empresarios, que según él es "algo que preocupa a la Fifa. Los empresarios tienen que hacer su plata y por esa situación aparecen los jugadores un día besando la camiseta del Real Madrid y al otro la del Real Madrid. Hoy no tienen amor por la camiseta".

El hombre más importante de la historia del fútbol orbital tuvo palabras críticas a la hora de referirse al pensamiento de los técnicos, especialmente los encargados de formar a los nuevos talentos.

"La creatividad técnica de los jugadores de base la tienen a su cargo los entrenadores. Pero a los 15 años a los muchachos ya les exigen ganar. Y además a los 12 ó 13 años los obligan a marcar, no dan espacio a la creatividad y el que tiene habilidad en muchos casos no sirve porque no marca", comentó con claridad.

Aunque no quiso referirse a la realidad del fútbol colombiano, ni a nivel de selecciones ni de clubes, por no tener conocimiento cercano al respecto, Pelé no pudo evitar recordar la noche del 17 de julio de 1968 cuando salió expulsado de El Campín en un compromiso entre la Selección Colombia olímpica y Santos.

"Acá en Colombia me expulsaron, incluso supe que el árbitro Velásquez ('El Chato') se encuentra enfermo. Él me expulsó, pero en realidad la equivocación fue suya. Sin embargo cuando yo ya estaba en el camerino, estaba buscando mis zapatos y los directivos me dijeron que debía volver a la cancha porque la gente había reclamado. Eso no lo puedo olvidar", recordó en medio de una amplia sonrisa.

Pelé tuvo tiempo hasta para defender la labor de Diego Armando Maradona, técnico de la Selección de Argentina, con quien en múltiples oportunidades tuvo marcadas diferencias conceptuales. "Todos sabemos que Argentina ha tenido grandes problemas. Pero en realidad la culpa no es de Maradona, que no tiene mucha experiencia, sino de las personas que lo eligieron. Sin embargo, creo que los argentinos tienen grandes jugadores como Messi y otros más, y por eso pueden sorprender en el Mundial".

Antes de terminar la conferencia de prensa y con conocimiento de causa, el brasileño dejó claro que la Fifa tiene preocupaciones por la seguridad durante la Copa Mundo de Suráfrica 2010. "Después de ese atentado en Angola (contra la delegación de Togo) se ha dado una gran preocupación. Ese hecho ha afectado mucho a la organización del Mundial. Allá en Suráfrica el hombre que tiene el control de todo es Mandela, a quien en las entrevistas ustedes lo ha visto siempre sentado y lo vimos muy debilitado en una visita reciente con Platini y Eto'o. Y en la Fifa están preocupados por ese tema".

A esa altura el reloj ya marcaba las 11 y 30 de la mañana. Ya era hora de partir. Pelé nuevamente amable se despidió y salió caminando rápidamente del salón junto a la cúpula directiva del patrocinador de la Libertadores.

Muchos se quedaron con las ganas de saludarlo o de tener una imagen a su lado. Y todo porque la agenda de Pelé contemplaba una nueva aparición pública, que se dio pasado el mediodía en el Parque El Salitre, en donde asistió junto a Samuel Moreno, Alcalde de Bogotá, para compartir con cientos de niños que sueñan ser como él y que se preparan en las escuelas de formación del Idrd.

Óscar Javier Ostos Mayorga
Editor FUTBOLRED
oscost@eltiempo.com.co

 

COMENTAR
GUARDAR