Este año, Patriotas de Boyacá se refuerza, pero con moderación
Apuestas Futbolred
Archivo

Este año, Patriotas de Boyacá se refuerza, pero con moderación

A diferencia de lo ocurrido el año pasado, cuando 'estalló' el mercado de la Primera B con refuerzos de primera línea, este año las contrataciones del elenco tunjano son más modestas.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
14 de enero 2010 , 04:11 p. m.

Es que los directivos del conjunto boyacense parecen haber aprendido, de manera dolorosa, la experiencia de 2009. Ese año, chequera en mano, contrataron una abundante cantidad de jugadores de renombre y experiencia, pero los resultados fueron completamente negativos.

En el primer semestre, aunque se clasificó a los cuadrangulares, en esa instancia no se pudo ser protagonista. Y en el segundo, peor: quedó eliminado en la última jornada, goleado en su propia casa.

El primer damnificado fue, obviamente, el técnico samario Eduardo Julián Retat, al que no se le renovó el vínculo. También abandonaron la capital boyacense varios de los jugadores que no cumplieron con las expectativas y el equipo quedó en manos del antioqueño Orlando Restrepo, un estratega de reconocida trayectoria en la Primera y Segunda divisiones del fútbol colombiano y con experiencia en el exterior.

Fue precisamente después del microciclo de trabajo realizado a finales del año anterior que se empezó a ajustar la nómina.

Los uruguayos Pablo Tourn y Daniel Gamarra y los colombianos Rubén Darío Velásquez, Pablo Pachón y Erwin Carrillo, máximo goleador de la temporada 2009 en la Primera B, fueron algunos de los que dejaron el equipo para esta nueva campaña.

Los directivos estaban interesados en retener al 'Alpinito', el único que correspondió a las expectativas de la afición, pero el goleador recibió una tentadora oferta del Everton chileno y se vinculó a los trabajos dirigidos por el conocido Nelson 'Pelado' Acosta.

Para suplir sus lugares, el técnico Restrepo escogió a Jonathan Lopera, Andrés Cadavid, Álvaro Gallo, Adriano Pagliacci, Carlos Mellado y Rodrigo Lucas, estos tres últimos de nacionalidad argentina.

El libro de pases del cuadro boyacense todavía no está cerrado y en los próximos días, cuando están previstos algunos partidos amistosos, es posible concretar la llegada de nuevos refuerzos.

Lopera es un volante de buenas condiciones que el año pasado brilló en el Rionegro. Cadavid, por su parte, no tuvo mayores oportunidades en el Atlético Huila, de gran campaña en el segundo semestre, en el que fue subcampeón.

Gallo viene del Atlante de México, equipo que en diciembre pasado disputó el Mundial de Clubes en Arabia Saudí. De los extranjeros, Pagliacci estaba en Gimnasia y Esgrima de La Plata, uno de los equipos comprometidos en el ascenso, mientras que Mellado y Lucas vienen de equipos de la segunda categoría.

Aunque los refuerzos no son tan conocidos como los del año pasado, ni cuentan con tanta experiencia, el técnico y los directivos confían en sus condiciones y están seguidos de que están armando la nómina capaz de ayudarles a pasar el trago amargo de finales de 2009 y, sobre todo, conseguir el objetivo del ascenso.

Lo primero, en todo caso, será volverse a ganar el favor de los aficionados tunjanos, que están desencantados por la pobre campaña anterior y esperan buenos resultados para volver a creer.

 

COMENTAR
GUARDAR