Bogotá fue líder de indisciplina en el segundo semestre en la Primera B
Apuestas Futbolred
Archivo

Bogotá fue líder de indisciplina en el segundo semestre en la Primera B

Al equipo dirigido por Oswaldo Durán le mostraron el 7,2 por ciento de las tarjetas (amarillas y rojas) exhibidas en los 190 partidos disputados en el torneo de ascenso.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
03 de enero 2010 , 01:34 p. m.

Las frecuentes sanciones disciplinarias, que prácticamente se repetían fecha tras fecha, fueron uno de los factores por los que el conjunto capitalino sufrió, de lo lindo, en este segundo semestre en la Copa Premier II. Por causa de ellas, el técnico Durán prácticamente nunca pudo repetir formación y, más bien, en varios ocasiones ofreció ventajas debido a que fue necesario improvisar.

 

Muchas veces fue producto de la inexperiencia de sus jóvenes valores y, en otras, del exceso de 'viveza' de sus experimentados, que trataron de engañar a los árbitros y se quedaron con los crespos hechos. Como hecho llamativo, la mayor parte de las amonestaciones recibidas, 48 de 90, y de las expulsiones sufridas, 8 de 14, se registraron en condición de local. El capitalino fue el único equipo del torneo que sobrepasó del centenar de novedades disciplinarias.

 

El segundo renglón, aunque con la salvedad de que disputó 28 partidos (es decir, 4 más que los bogotanos), fue para Bucaramanga. Este equipo, que todavía está en la pelea por conseguir un cupo en la Primera División, recibió 97 tarjetas: 86 amarillas y 11 rojas. Buena cantidad de ellas fueron durante los cuadrangulares y las finales, instancias en la que los nervios, sin duda, traicionaron a varios de sus jóvenes valores y, también, a algunos experimentados que se dejaron llevar por el desespero.

 

De tercero aparece Unión Magdalena, el equipo que más expulsiones sufrió: 15. Los dirigidos por Carlos Silva eran habituales visitantes del boletín de sanciones de la Dimayor y constantemente obligaban al estratega a cambiar su nómina. A los samarios, que estarán otra vez en el torneo de ascenso en 2010, les mostraron 79 amarillas (40 como local y 39 como visitante) y 15 rojas (3 como local y 12 como visitante). Fue, de hecho, el único elenco que registró doble dígito en lo que a expulsiones como visitante se refiere.

 

Rionegro, cuarto, y Expreso Rojo, quinto, fueron otros equipos que se distinguieron por su indisciplina. De hecho, paisas y zipaquireños estuvieron en lo más alto de la tabla durante la mayor parte del torneo, pero en las instancias decisivas fueron superados por los anteriormente mencionados. Los 'leones del oriente' acumularon 92 novedades disciplinarias (81 amarillas y 11 rojas), contra 85 de los cundinamarqueses (77 y 8). Vale decir que el elenco de Zipaquirá fue el más sancionado del torneo entre aquellos que no clasificaron a los cuadrangulares.

 

En el otro extremo de la tabla estadística aparece Barranquilla FC como el equipo de mejor comportamiento en el torneo de ascenso. Los 'tiburoncitos', eliminados en la fase de clasificación, solo acumularon 61 tarjetas. De ellas, 54 fueron amarillas y las restantes 7, rojas. Para destacar, así mismo, al campeón Cortuluá, que en los 20 juegos que disputó solo recibió 65 novedades disciplinarias (58 amarillas y 7 rojas), para ocupar el penúltimo lugar del registro.

 

COMENTAR
GUARDAR