Guillermo Berrío, el hombre que estuvo cerca de darle la gloria al Huila
Archivo

Guillermo Berrío, el hombre que estuvo cerca de darle la gloria al Huila

El 'Teacher' tuvo el título en sus manos, pero el destino no quiso que fuera así. El entrenador logró darle la esperanza a un pueblo huilense que no olvidará a este equipo ordenado y aguerrido.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
20 de diciembre 2009 , 05:10 p.m.

Guillermo el 'Teacher' Berrío recuerda su mejor momento como futbolista, cuando actuó en el Huila entre 1992 y 1995, y asegura que el título de la primera B fue su alegría más grande. "Colaborar con el paso de este equipo al fútbol de la primera división fue inolvidable", dice el 'Teacher' a quien se le escapó el título del torneo Finalización.

En su época como jugador y cuando marcó 18 goles con lo que se coronó como máximo goleador en el fútbol de la B en 1992, Berrío fue el ídolo de un equipo que ascendió bajo la dirección técnica de Alberto Rujana. Precisamente Rujana es su principal consejero ahora que es entrenador.

"Es un hombre que siempre me da consejos. Me dirigió en la década del 90 y creo que es de los mejores técnicos que ha tenido el fútbol colombiano".

Berrío recorrió las diversas canchas del país con la camiseta del Huila. Supo ganar en Cali, Medellín, Bogotá y hasta en Barranquilla y con el paso de los años se transformó en el referente del equipo.

Se retiró del fútbol activo en Pereira y su mundo era Neiva. Por eso volvió al conjunto opita, empezó a escalar posiciones. Acompañó a diversos técnicos como Bernardo Redín, Miguel Augusto Prince, Javier Álvarez entre otros y con la suficiente paciencia

le llegó su momento para sentarse, en propiedad, en el banquillo técnico.

El presidente Perdomo le dio el espaldarazo necesario que lo ubicó al frente del equipo y con el que su mensaje claro y sin 'inventos' armó un equipo serio. Ordenado. Humilde. A su imagen y semejanza.

De allí en adelante Berrío creció y a fuerza de resultados puso en lo más alto al conjunto amarillo. En los primeros seis compromisos de este campeonato ganó cinco juegos y empató uno. El 'Teacher' abrió el campeonato con una senda de victorias impensadas.

En Neiva ya el apellido Berrío sonaba más fuerte. Se escuchaba en cada rincón y las palabras de los jugadores eran sólo elogios para el entrenador. Luego, en el campeonato, vinieron cinco fechas donde se presentaron tres derrotas: ante Medellín, Tolima y Caldas.

Al final, Huila ingresó con 30 puntos a los cuadrangulares. Terminó tercero y se venían los cuadrangulares. Allí quedó sembrado en el cuadrangular B, ganó el grupo con once puntos y se metió en la final donde lo esperaba Independiente Medellín.

Berrío y sus jugadores jugaron dos muy buenos partidos. Perdieron en Neiva 0-1 y luego, en Medellín, tuvieron la gloria. al final, empataron 2-2, pero Berrío estuvo cerca de darle la gloria al Huila.

De darle su primera estrella. De volver a celebrar un campeonato, algo que ya obtuvo como futbolista en la categoría B y que, seguramente, ahora como entrenador se convertirá en su principal objetivo.

COMENTAR
GUARDAR