Leonel Álvarez, técnico del Poderoso, el décimo debutante en salir campeón
Archivo

Leonel Álvarez, técnico del Poderoso, el décimo debutante en salir campeón

Dentro de la cancha con sus dirigidos es uno más pero fuera de ella es reflexivo y calculador. Álvarez es el décimo D.T. debutante en conseguir la hazaña. Perfil del revolucionario Leonel.

20 de diciembre 2009 , 05:31 p.m.

No necesita descripción. Su abundante cabellera, su particular estilo de dejar emparamada de sudor la camiseta al final del partido, el hombre de "Listo papito, si es ya, es ya," el que solía saltar a la cancha con una culebra en su cuello como cábala y el eterno referente para cualquier volante de marca en Colombia, son el retrato suficiente para un gladiador en todo el sentido de la palabra. 

"La vida me cambió mucho desde que estoy como técnico porque puedo ir caminando por la calle pero voy planificando movimientos y pensando en nuevas cosas", apunta.

Ahora en su nuevo rol, logró otro triunfo más en su carrera: ser campeón debutante, algo que pocos técnico obtuvieron en 61 años de profesionalismo: graduarse en su primera experiencia al mando de un equipo. 

Antes lo hicieron Carlos Aldaba con Millonarios en 1949, Francisco Lombardo con Deportes Quindio en 1956, René Seguini con Medellín en 1957, Efraín Sánchez con Millonarios en 1964, Juan Ramón Verón con Atlético Junior en 1977, Juan José Peláez con Nacional 1994, José Eugenio Hérnandez con  Cali en 1998, Pedro Sarmiento con Medellín en el Apertura 2004 y Sachi Escobar con Nacional en el Apertura 2005.

"Siempre intento transmitir amor, pasión y por eso yo les digo a los mis muchachos que no hay segundos tiempos, que entreguen hasta la última gota de sudor, que disputen los partidos a muerte y que cuando recuperen el balón lo traten como novia nueva", apuntó.

Faceta de vida

Leonel nació en el municipio de Remedios en la zona nororiental de Antioquia el 30 de julio de 1965. Sin embargo fue el barrio Zamora de Medellín donde vivió con sus tres hermanas y su madre. En el 1983 empezó su carrera en Independiente Medellín, donde jugó hasta 1987 cuando pasó a jugar en Atlético Nacional.

Con la Tricolor nacional jugó 101 partidos (dos mundiales y cinco Copas América). Militó además en América de Cali, Quindío y Pereira en Colombia, Valladolid en España, Dallas Burn y New England Revolution en Estados Unidos y los Tiburones Rojos de Veracruz en México.

Antes de llegar de nuevo al Poderoso en calidad de asistente de Santiago Escobar en julio del año pasado, estuvo tres meses capacitándose en el Centro de Alto Rendimiento de Barcelona, España y después fue la mano derecha de Hugo Castaño en Pereira en 2007.

Y tan recordado es dentro de las canchas como en la televisión. En 2005 en el reality 'La isla de los famosos', Leonel mostró a todo el país su humildad y corazón que lo hicieron acreedor de un jugoso premio de 325 millones de pesos. En la retina quedaron las largas y cómicas conversaciones con René Higuita

"El reality me llevó a conocer sentimientos que no había experimentado en el fútbol como llorar porque claro, yo era el que siempre defendía a los demás en la cancha y por eso no lo había experimentado", apuntó.

El guerrero de las canchas, el que se afilaba los taches antes de saltar al gramado, el que en los tiros de esquina se paraba encima del goleador de turno para inhabilitarlo, el hombre que tiene una cicatriz en su bajo vientre de lado a lado por una patada del Alcatraz García, el mismo que pateó el último penalti en la dramática definición ante Olimpia en 1989, es el nuevo monarca del fútbol nacional. "Listo papito, si es ya... es ya."

Juan Diego Ortiz Jiménez
Especial para FUTBOLRED
 

COMENTAR
GUARDAR