Esta es la quinta generación campeona en Independiente Medellín
Archivo

Esta es la quinta generación campeona en Independiente Medellín

Veteranos del mil batallas y primíparos consagrados al mando de un técnico debutante. En el Poderoso una vez más dio resultado la mezcla entre experimentados y juveniles. Acá están los 30 que jugaron.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
20 de diciembre 2009 , 10:47 a.m.

Aldo Bobadilla: el golero paraguayo llegó desde septiembre de 2007 al Poderoso y desde ese momento se convirtió en ídolo y figura para la afición 'escarlata'. Sus atajadas y acrobáticas intervenciones salvaron al DIM en más de una ocasión. Líder positivo e incansable trabajador.  

Ricardo Calle: Veterano y silencioso trabajador. Celebró a rabiar el único gol que anotó ante Atlético Nacional en la novena fecha. Era suplente indiscutido antes de iniciar el campeonato y se convirtió en titular inamovible. Jugó 25 de los 26 partidos del torneo. Además se convirtió en el único tricampeón en la historia del Rojo.

Samuel Vanegas: Serio y recio defensor. Mejoró técnicamente con Leonel Álvarez. Gritó y organizó la defensa y es otro de los líderes positivos que tiene el Rojo. Es el segundo jugador -además de Neider Morantes- en quedar campeón con los dos equipos de Medellín porque en 1999 levantó la Copa con Nacional. Obtuvo el quinto título en la carrera profesional.

Leiton Jiménez: Primíparo que se graduó con honores en su primer campeonato como profesional. De buen juego aéreo,  armó las jugadas de ataque con sus precisos pases. Se consolidó como primer central y desde el comienzo el técnico lo puso entre los elegidos para afrontar la campaña: "Es Leiton y otro," dijo.

Juan David Valencia: Llegó de Atlético Huila para ser titular. Promocionado lateral izquierdo de buena pegada y constantes incursiones al arco contrario. Retornó para ser campeón con la profesional luego de pertenecer al equipo ganador de la primera C en 2001. Es tímido, callado pero siempre se mantiene con una sonrisa dibujada en el rostro.

Juan Esteban Ortiz: Pertenece a la dinastía de Carlos, recordado volante de marca que jugó en el Rojo a finales de los 90 y principios la presente década. Distribuye juego, arma el equipo y pega cuando se debe trancar en el medio campo. Anotó el gol que abrió la esperanza de título para Medellín a los 93 minutos ante Pereira.

Jhon Javier Restrepo: No cabe duda que fue el estandarte del equipo antioqueño. Ídolo de la afición por su coraje, su hombría y su fútbol práctico. Maneja una visión periférica digna de cualquier aparato de inteligencia del ejército y tiene una potente pegada. El experimentado jugador, que tiene todas las características del volante moderno, consiguió el bicampeonato con el Poderoso luego de levantar la Copa en 2002.

Luis Carlos Arias: Llegó en enero a prueba procedente del Deportivo Rionegro. En dos días fue contrato por el entonces técnico, Santiago Escobar. Fue escalando puestos y se dio el honor de anotarle al San Pablo en el mismísimo Morumbí. En el equipo de Leonel fue multipropósito: jugó de volante de marca, puntero izquierdo, volante creativo y delantero y en todas rindió. Marcó además el gol del año con una espectacular chilena enfrentando a Cúcuta Deportivo.

Luis Fernando Mosquera: Fue intermitente en su producir pero vital en los momentos cumbres. Jugó su mejor partido en Barranquilla, dándole la clasificación a la final al Rojo. Marcó siete tantos y sus chispazos de buen fútbol fueron suficientes para convertirse en el mimado de Álvarez que lo adoptó desde el comienzo.

Felipe Pardo: Volante y delantero chocoano, ex Huila y Cali. Motor de desborde por los costados y puntal de la campaña del Rojo en el Finalización. Se consagró con la tripleta que le marcó a Real Cartagena en la cuarta fecha de los cuadrangulares. Habilidoso y potente, irradia siempre energía positiva.

Jackson Martínez: No necesita mayor descripción. Fue el artillero irremplazable del onceno de Leonel. Marcó de todas las formas habidas y por haber y cumplió su sueño de salir goleador y ser campeón. Su humildad y profesionalismo lo tornaron como uno de los más queridos de la hinchada. Su carrera deportiva continuará en el Ulsan Hyundai del fútbol coreano. Se merece todo.

También actuaron: 

Arquero: Brayan López y Byron García.

Defensores: Hernán Pertuz, Juan David Muriel, Andrés Felipe Mosquera y Luís Tipton (sub. 18).

Volantes: Róger Cañas, Juan López, Rafael Castillo, Giovanni López, William Arboleda, Jonathan Cueto y Javier Calle (sub. 18).

Delanteros: César Valoyes, Yeison Rentería, César Rivas, Brunet Hay Pino y Yorleys Mena (sub. 18).

Juan Diego Ortiz Jiménez
Especial para FUTBOLRED
 

COMENTAR
GUARDAR