Esperanza y algarabía en las calles de Medellín antes de la vuelta de la final
Archivo

Esperanza y algarabía en las calles de Medellín antes de la vuelta de la final

La capital antioqueña está de fiesta. Vestida de azul y rojo, en cada avenida, puente o ventanal, hay un distintivo del DIM. La afición del Rojo espera festejar la consecución de la quinta estrella.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
20 de diciembre 2009 , 10:57 a.m.

Ambiente de fiesta y de carnaval. Banderas, confetis, camisetas, aleluya, trompetas y pitos. No importa cómo pero lo único importante es hacerse sentir. La ciudad padece una epidemia roja.

 

Claro está que los revendedores se hacen se agosto en pleno diciembre. Boletas de las localidades populares que originalmente tienen un costo de 12 mil pesos, se revenden con un sobre costo de 300 por ciento. Oriental que vale 22 mil, se compra en no menos de  50 mil y occidental que vale 38,  se oferta en 80 mil.

 

Desde tempranas horas la afición de Independiente Medellín copó la carrera 74 contigua al Estadio Atanasio Girardot, la cual fue cerrada para permitir el acceso de los espectadores.

 

46 entradas para el ingreso al Atanasio Girardot se abrieron desde las 2 p.m. y desde ese instante en las diferentes tribunas, los hinchas cumplidos escogieron puesto y se sentaron preferentemente para ver el primer sorbo de final.

Todos los asistentes para sobrepasar los tres anillos de seguridad, deben llegar con boleta en mano, ya que se le exigirá portarla al paso de estos. Además, se decomisan al ingreso chapas o hebillas desprendibles en las correas del pantalón.


Juan Diego Ortiz Jiménez
Especial para FUTBOLRED
 

COMENTAR
GUARDAR