Aldo Bobadilla fue la figura del primer juego de la final del Finalización 2009
Archivo

Aldo Bobadilla fue la figura del primer juego de la final del Finalización 2009

El portero paraguayo al servicio del cuadro antioqueño tuvo tres intervenciones determinantes para evitar la caída de su arco y sacarlo en cero en el partido ante el cuadro opita en Neiva.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
16 de diciembre 2009 , 05:09 p.m.

Si bien Jackson Martínez, quien no tuvo un buen desempeño durante los 90 minutos, marcó el gol que le dio los tres puntos al Medellín, Bobadilla fue más seguro que nunca y se encargó de que Huila, especialmente en el primer tiempo, no vulnerara la valla de su equipo.

"Aún no hemos ganado nada, quedan noventa minutos por jugarse. Huila es un gran equipo y hay que ir allá, mantener el resultado y si se puede ganar", declaró el arquero de Medellín, la figura del encuentro de ida de la gran final.

El guardameta paraguayo demostró que si no es el mejor, es uno de los mejores porteros del fútbol profesional colombiano. El Uno del DIM tuvo una muy buena regularidad durante todo el torneo y no fue indiferente a ese rendimiento durante el primer juego por el título del Finalización 2009.

Los dos jugadores opitas que estuvieron cerca de empañar su buena actuación fueron Carlos Rentería y Nicolás Ayr. Al primero le tapó dos remates complicados y ante el segundo, uso sus puños para despejar el peligro aéreo que llegó a su portería.

Sobre los diez minutos, el portero del DIM salió de su área y despejó con los puños un centro de costado, evitando el cabezazo del argentino Ayr, quien ya se preparaba para impactar el balón y enviarlo al fondo de la red.

Quince minutos más tarde, Bobadilla tuvo una de sus mejores intervenciones para cumplir con su tarea, salvar la caída de su valla. Carlos Rentería se dio vuelta y sacó un remate a ras de piso que exigió la volada del portero paraguayo.

A los 39, un remate defectuoso de Bréiner Belalcázar, quedó en los pies de Rentería, quien se libró de su marca, disparó al arco, pero allí estaba el cancerbero extranjero para ahogar el grito de gol de los hinchas locales.

Pero además dejó ver su liderazgo dentro de la cancha. En un tiro libre ejecutado por la 'Brocha Vidal, Felipe Pardo, quien se encontraba en la barrera, se quitó y la pelota por poco se mete en el primer palo. El paraguayo salió de sus predios para recriminar al delantero de su equipo.

Arrancando el segundo tiempo, se repitió la jugada de la primera parte. Cobró de esquina levantado por Barahona, se levantó Nicolás Ayr y cuando se disponía a impactar con la cabeza, apareció el puño derecho de Bobadilla para alejar el peligro.
Al paraguayo le tocó hasta tajar los cabezazos de sus propios compañeros, como el de Leyton Jiménez que quiso rechazar un balón y la terminó enviando a su portería. Atento estuvo el guardameta para estirarse y atrapar la pelota.

Y sobre el final y antes del gol de su Jackson Martínez, Bobadilla desvió al tiro de esquina un cobro de pelota quieta ejecutado por Nelson Barahona, que se le metía por su palo y tenía destino de gol.

COMENTAR
GUARDAR