Argentinos Rodríguez y Morales destacados en el título de Nacional en Paraguay
Archivo

Argentinos Rodríguez y Morales destacados en el título de Nacional en Paraguay

En medio de ese panorama Matías Rodríguez fue un pilar defensivo, considerado "fijo e insustituible" por el entrenador Eduardo Acevedo. 'Matute' Morales puso al servicio su reconocida clase.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
14 de diciembre 2009 , 04:46 a.m.

El Nacional ganó el campeonato con la poca habitual diferencia para torneos cortos (15 partidos) de diez puntos (39-29), incluso luego de haber sufrido la pérdida de tres puntos previo al inicio del torneo debido a una sanción en la pasada temporada.

Ni aún así, los 'tricolores', como se les conoce por su camiseta blanca con azul y rojo, tuvieron dificultades para ganar de punta a punta y "casi sin despeinarse" el título.

Además, el equipo tuvo la valla menos vencida, con 11 goles recibidos y una muy firme actuación del portero Rodrigo Muñoz, y la delantera más efectiva con 36 tantos.

Como "cereza de la torta" el Nacional ganó con amplitud y por 3-0 el "clásico" frente al Peñarol, el otro "grande" local, con lo cual el título del Apertura, logrado incluso con una jornada de antelación, tuvo para los seguidores del equipo el mejor sabor de boca posible.

En medio de ese panorama Matías Rodríguez fue un pilar defensivo, considerado "fijo e insustituible" por el entrenador Eduardo Acevedo.

Rodríguez, de 24 años y ex jugador del Boca Juniors, el ecuatoriano Aucas y el austríaco Leack, fue protagonista de una situación sin precedentes en el fútbol uruguayo al sufrir una grave lesión y recuperarse casi sin intervención de los médicos.

A mediado del torneo se rompió el menisco interior de su pierna izquierda, por lo que los médicos programaron su operación cuando comenzó a sentir dolor, pero dos días antes de la intervención quirúrgica sintió que la rodilla "se acomodó", el dolor desapareció y la operación se postergó.

Del quirófano, Rodríguez pasó al campo, jugó el "clásico" frente al Peñarol, donde fue uno de los mejores de su equipo y ratificó, además de su buen juego, temperamento para superar la situación.

Una vez finalizado el Apertura, el jugador será operado para encarar la segunda mitad de la temporada a plenitud.

Su compatriota Ángel 'Matute' Morales puso al servicio del Nacional su reconocida clase, pausa y visión de juego que lo llevó a ser un 'trotamundos' del fútbol.

Morales, de 34 años, jugó anteriormente en los argentinos Independiente, Platense, Rácing, Banfield y Olimpo, el italiano Sampdoria y en los mexicanos Cruz Azul y Dorados antes de recalar en el Nacional.

Tras recuperar su mejor forma física, lo que le costó bastante, el argentino fue el "maestro y socio ideal" para el juvenil Nicolás Lodeiro, nueva estrella del equipo uruguayo.

"Aprendo mucho viendo y escuchando a Morales", reconoció Lodeiro, mientras que el maestro elogió a su alumno al decir que "hace fácil lo difícil y tiene una técnica que se ve muy poco en el fútbol actual".

La dupla Lodeiro-Morales funcionó muy bien y fue la encargada de desarmar las defensas rivales.

El diminuto pero potente centrocampista uruguayo hizo pesar su habilidad para dejar por el camino a sus rivales de cara a la portería contraria y marcar siete goles.

Morales fue el centrocampista de la asistencia precisa, del pase en el momento indicado para dejar a los delanteros cara a cara con el portero rival y, además, contribuyó con dos goles.

A ello sumó su inteligencia para manejar los tiempos de los partidos, poner el balón en el 'freezer' cuando era lo indicado o hacer volar a sus compañeros si eso era lo necesario por el trámite del encuentro.

Con su consagración en el Apertura, el Nacional se aseguró un boleto en la Copa Sudamericana de 2010 y, al menos, un lugar en la final de la Liga uruguaya junto con el ganador del Clausura, en caso de no repetir.

La segunda mitad de la temporada se inicia a mediados de enero, tras las vacaciones por las fiestas tradicionales, y si el Nacional mantiene su nivel de juego, respaldado además por una plantilla amplia y con una buena mezcla de experiencia y juventud, será muy difícil para sus rivales evitar que siga a velocidad de Fórmula uno hacia el título de la Liga.

EFE

COMENTAR
GUARDAR