Un Stuttgart destrozado busca resucitar ante el Unirea
Archivo

Un Stuttgart destrozado busca resucitar ante el Unirea

La clasificación a octavos sería un bálsamo importante para un club que últimamente sólo ha conocido decepciones, eliminado en la Copa de Alemania y peleando contra el descenso en la Bundesliga.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
08 de diciembre 2009 , 10:15 a.m.

La gran temporada anterior ya ha caído en el olvido y el crédito que tenía el entrenador Markus Babbel terminó por agotarse hasta llevarle a la dimisión el pasado fin de semana.

El sucesor de Babbel en el banquillo, el suizo Christian Gross, tendrá que debutar justo en el partido que puede ser el comienzo de un final mínimamente conciliador de la primera mitad de la temporada.

Gross tiene además para mañana una serie de problemas personales.

Sami Khedira, Zdravko Kurzmanovic, Thomas Hitzlperger y Martin Lanig son baja seguras para mañana.

Además, el Stuttgart lleva semanas sin ganar en casa -su último triunfo fue ante el Glasgow Rangers a domicilio- y, con la confrontación que hay entre parte de la afición y el equipo, es posible que ser locales sea todo lo contrario de una ventaja.

El Unirea, que empezó el torneo siendo presuntamente el equipo más débil del grupo, afronta el partido más importante de su historia, pues llega en situación de clasificarse para octavos de final con un empate.

Los rumanos buscarán en tierras germanas un punto que les clasifique para los octavos de final de la Liga de Campeones, una gesta inimaginable hasta hace muy poco para un club que ascendió a la primera división de su país hace sólo tres años.

La evolución reciente del Unirea, además, contrasta de manera radical con la que viene teniendo el Stuttgart. El Unirea es líder en la liga rumana en la que lleva seis partidos sin conocer la derrota.

Los jugadores de Dan Petrescu saben muy bien que un excesivo conservadurismo puede tener consecuencias fatales, y quieren seguir mostrando al continente el estilo atrevido que les ha llevado hasta el segundo puesto del grupo.

"En ningún caso venimos a por el empate. Queremos atacar, meter goles y clasificarnos con una victoria", declaró al diario Prosport el carrilero argentino Pablo Brandán, uno de los pilares de la formación de Urziceni.

Ningún equipo del país balcánico ha tenido una actuación en la máxima competición continental como la del Unirea, desde que el mítico Steaua de la segunda mitad de los ochenta ganara la Copa de Europa en el 86 y alcanzara la final tres años después.

"Jugamos para todos los rumanos", manifestó Brandán.

El Unirea se presenta al partido de mañana tras ganar en Liga a domicilio al Ceahlaului por tres goles a dos. Tras esta victoria es líder empatado a puntos con Timisoara y CFR Cluj.

La presencia de Brandán en el carril izquierdo, la prestancia del pulmón brasileño Ricardo Vilana en el centro del campo y la habilidad y el buen disparo del cañonero Marius Bilasco en ataque, serán sus mejores bazas para obtener un buen resultado en Alemania.

Procedente de la ciudad de Urziceni, cercana a Bucarest y de 17.000 habitantes, el Unirea ha sido una de las grandes revelaciones de esta primera fase de la Liga de Campeones.

Alineaciones probables:

Stuttgart: Lehmann; Osorio, Tasci, Delpierre, Magnin; Träsch; Rudy, Gebhart; Hleb; Pogrebnyak y Cacau.

Unirea: Arlauskis; Bordeanu, Galamaz, Fernandes, Brandàn, Varga, Ricardo, Apostol, Frunza, Paduretu y Bilsaco.

Árbitro: Viktor Kassai (Hungría) Estadio: Gottfried Daimler.

Hora: 19:45 GMT

EFE

COMENTAR
GUARDAR