Seguidores del Flamengo celebran el título, mientras que en otros estadios se presentan grescas
Archivo

Seguidores del Flamengo celebran el título, mientras que en otros estadios se presentan grescas

Los 85.000 aficionados que colmaron el estadio Maracaná celebraron, mientras que en Curitiba los aficionados invadieron la cancha del estadio Couto Pereira y destrozaron todo.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
06 de diciembre 2009 , 01:35 p.m.

En las calles y playas de Río de Janeiro coincidieron también, junto a los flamenguistas, los seguidores del Botafogo y del Fluminense, los otros equipos cariocas que sólo en el epílogo del campeonato pudieron asegurar su permanencia en la máxima categoría.

Hasta los hinchas del Vasco da Gama, semanas atrás campeón de la segunda división y que ahora retorna a la elite del fútbol brasileño, se unieron a los festejos para completar la felicidad de los cuatro principales equipos de Río de Janeiro.

El otro lado de la moneda se vivió en Curitiba, donde los aficionados invadieron la cancha del estadio Couto Pereira y destrozaron todo lo que pudieron al finalizar el partido entre el equipo local, el Coritiba, y el Fluminense, que terminó con igualdad a un gol y sentenció el descenso de los anfitriones.

Los árbitros fueron agredidos y un policía que fue golpeado por un objeto lanzado desde la tribuna tuvo que ser retirado inconsciente en un helicóptero policial que aterrizó sobre el césped.

La acción policial tuvo que ser reforzada para dispersar a los enfurecidos hinchas, mientras que la delegación del Fluminense y los directivos del equipo local tuvieron que abandonar el estadio bajo fuerte escolta policial.

Un episodio similar se vivió en el puerto de Santos, donde dos barras organizadas se enfrentaron a policías que impedían su acceso al estadio Vila Belmiro, en el juego en que los locales cayeron 1-2, ante el Cruzeiro.

En Sao Paulo, los hinchas del club del mismo nombre se tuvieron que conformar con el tercer puesto y la céntrica Avenida Paulista, tradicional punto de encuentro para las celebraciones del título de los tres últimos años, esta vez estuvo desolada.

Si la resignación se tomó a los conformados hinchas del Sao Paulo, la tristeza invadió el espíritu de los seguidores del Palmeiras, equipo que fue líder durante 19 jornadas y que con la derrota hoy, por 1-2 en casa del Botafogo, dejó escapar la clasificación para la Copa Libertadores del próximo año.

La disputa de un torneo en la modalidad 'todos contra todos', sin eliminaciones ni finales, permitió que cuatro equipos (Flamengo, Internacional, Palmeiras y Sao Paulo) llegaran a la emocionante y última jornada con posibilidades de ganar el título.

EFE

COMENTAR
GUARDAR