Pereira superó 1-2 a Bucaramanga en el juego de ida por la Promoción
Archivo

Pereira superó 1-2 a Bucaramanga en el juego de ida por la Promoción

Francisco Córdoba (4') y Fernando Uribe (48'), en el arranque de cada uno de los períodos de juego, anotaron por el ganador. El descuento fue obra de Jámerson Rentería (83').

02 de diciembre 2009 , 04:46 p.m.

Dando muestras de que todavía no se había repuesto del golpe sicológico que supuso perder la final de la Copa Premier con Cortuluá, Bucaramanga volvió a sufrir un serio golpe ante su hinchada.

Deportivo Pereira, tal y como lo hizo hace dos años enfrentando a Academia FC, quedó al borde de conservar la categoría tras ganar como visitante y a la espera del partido de vuelta, que será en su estadio (probablemente el próximo 17).

De nuevo, el partido se le puso cuesta arriba a Bucaramanga muy temprano. Esta vez no por el desperdicio de sus delanteros ante el arco rival, sino por un gol en contra. Con tan solo 4 minutos de juego, en una jugada en la que Fernando Uribe le ganó la espalda a los zagueros locales, Francisco Córdoba cobró por ventanilla en el segundo palo.

El remate de Uribe sobró el esfuerzo del golero Mario Muñoz y fue aprovechado por el lateral derecho, que apareció fantasmagóricamente en una zona que nadie defendía.

Entonces, ya no era el cansancio acumulado por el trajín de los cuadrangulares y la doble final del torneo de ascenso; tampoco el golpe anímico por haber perdido la serie con Cortuluá.

El problema es que, con el marcador adverso en su propia casa, el elenco de Jesús 'Kiko' Barrios tenía que arriesgar de más, producir una furiosa reacción (que, de hecho, no se dio) y darle vuelta al marcador frente a un rival que les daba la razón a quienes lo señalaban como favorito en esta instancia.

Como dicen en la calle, tras de cotudo, con paperas. A la necesidad de conseguir la victoria en su estadio, que registró una entrada levemente inferior a la mitad de su capacidad, se sumaba esta situación adversa. Otro durísimo golpe del que el conjunto 'leopardo' no se pudo reponer en estos primeros 45 minutos.

Si bien tuvo al menos tres llegadas al arco defendido por Alexis Márquez, ninguna implicaba demasiado peligro y todas fueron bien controladas por el portero visitante.

Bucaramanga, de nuevo, lució cansado, demasiado lento y, para colmo, con excesivo transporte de balón. Así, Pereira, cuya principal virtud en esta administración bajo la égida de Óscar Héctor Quintabani es el orden defensivo, siempre lo esperaba bien armado, con posibilidad de emplear alternativas varias para destruir sus intentos. Inclusive, con opción de hacer daño en el contragolpe, como para liquidar el partido y quizás la serie.

En el arranque de período complementario, la parcial bumanguesa, que se encontraba cabizbaja y preocupada, recibió otro baldado de agua fría. En vez de la lógica reacción de su equipo, sufrió el segundo gol del visitante.

En un cobro de tiro de esquina, al minuto 3, Uribe recibió en solitario en el centro del área chica, en medio de los estáticos zagueros 'leopardos', y cabeceó al piso, lejos del alcance de Muñoz, que tampoco atinó a responder de manera adecuada. Un lapidario 0-2 en casa que dejó grogui a 'Kiko' Barrios y sus muchachos.

A partir de ahí, y durante más de media hora, el partido entró en un letargo que parecía no terminar. Pereira se recostó en su terreno y le apostó al contragolpe para dar el puntillazo, mientras Bucaramanga gozó de balón y terreno, pero una vez más fue improductivo.

En ese escenario, el técnico Quintabani optó por pensar en los cuadrangulares y refrescó a sus mejores valores: excluyó a Cortés, Uribe y Cárdenas, en ese orden, que fueron suplidos por Carlos Preciado, Mario Jiménez y Edwin Tenorio, respectivamente.

Cuando todo parecía liquidado, o se veía más factible el aumento del marcador por parte del visitante, que ya había amenazado en el contragolpe con Preciado, llegó el descuento del local.

Un desborde por la derecha, el centro de José Valoyes y el cabezazo de Cassiani en el corazón del área, que fue débilmente rechazado por Márquez. El rebote, entonces, quedó servido para que Rentería, que acababa de ingresar, la embocara de cabeza.

Un 1-2 que le imprimió ánimos al conjunto 'leopardo' para apretar la marcha en la recta final de partido, pero no con los suficientes bríos como para alcanzar la paridad.

Al final de los dos minutos de reposición, cuando el árbitro Ímer Machado pitó el final del partido, los pocos aficionados que aún permanecían en las tribunas, así como los jugadores locales, salieron cabizbajos, resignados a su suerte.

Esta vez, a diferencia de lo que ocurrió frente a Cortuluá, ni siquiera fue posible salvar el empate. Y, ahora, con solo 90 minutos de juego pendientes, el sueño de regresar a la Primera A está lejos, muy lejos.

Síntesis del partido

Estadio
: Alfonso López
Árbitro: Ímer Machado (Casanare)
Asistentes: Mauricio Camargo (Boyacá) y Eduardo Díaz (Cundinamarca)

Bucaramanga: Mario Muñoz; Hugo Bolaños, Luis Moreno, Mariano Caporale, Diego Amaya, Daniel Murillo, José Valoyes, Édgar Ramos, John Ulloque; Marlon Díaz y Cristian González. Director técnico: Jesús Barrios.

Cambios: Luis Cassiani por Bolaños (1 ST), Roberto Lincona por González (18 ST) y Jámerson Rentería por Díaz (35 ST)
Goles: Rentería (37 ST)
Amonestados: Bolaños, Ramos, Moreno
Expulsados: No hubo

Pereira: Alexis Márquez; José Ramírez, Anselmo de Almeida, Árnold Palacios; Francisco Córdoba, Gustavo Victoria, Julián Barahona, Diego Arias, Fernando Cárdenas; Fernando Uribe y Víctor Cortés. Director técnico: Óscar Héctor Quintabani.

Cambios: Carlos Preciado por Cortés (18 ST), Mario Jiménez por Uribe (23 ST) y Edwin Tenorio por Cárdenas (30 ST)
Goles: Córdoba (4 PT), Uribe (3 ST)
Amonestados: Márquez, De Almeida, Palacios
Expulsados: no hubo

COMENTAR
GUARDAR