El torneo de ascenso define al campeón de la temporada 2009
Archivo

El torneo de ascenso define al campeón de la temporada 2009

Cuando ruede el balón, este domingo a las 3:30 de la tarde, ya no habrá tiempo para las especulaciones ni los pronósticos. Y solo uno logrará el objetivo propuesto: regresar a la Primera División.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
28 de noviembre 2009 , 10:13 a.m.

Atlético Bucaramanga y Cortuluá, dos ex inquilinos de la máxima categoría del fútbol profesional colombiano, lucharán durante 90 minutos en pos del máximo sueño permitido a los participantes en el torneo de ascenso: subir a la A.

El conjunto vallecaucano, se sabe, cuenta con una amplia ventaja cosechada en el partido de ida, el miércoles anterior, cuando salió airoso por 3-0 en su patio. Eso significa, entonces, que el local tendrá que vencer por una diferencia idéntica, para forzar la definición con tiros desde el punto penalti, o superior, para avanzar directamente.

Si bien Bucaramanga era el favorito antes del partido de ida de esta finalísima de la Copa Premier 2009, Cortuluá se encargó de darle una vuelta a la historia. A pesar de llevar seis semanas de inactividad oficial, tras haber quedado eliminado de los cuadrangulares del segundo semestre, el elenco de Fernando Velasco fue contundente y dio un paso grande en procura del objetivo.

Los dirigidos por Jesús 'Kiko' Barrios, por su parte, saben que tuvieron una muy mala noche, pero confían en revertir el resultado.

La confianza de los 'leopardos' se sustenta en varios partidos de este segundo semestre en los que arrancaron en desventaja y luego supieron darle vuelta al marcador.

Y se aferran, así mismo, a lo ocurrido el 29 de agosto, es decir, hace exactamente tres meses, cuando recibieron la visita de Bogotá FC en su estadio. Ese día, cabe recordarlo, el conjunto capitalino ganaba 3-0 al filo de la media hora del segundo tiempo, y el partido terminó 3-3. En poco más de un cuarto de hora, el local reaccionó y salvó al menos un punto.

Pero, claro, este Cortuluá no parece ser ese inocente Bogotá, que con costosos errores individuales en defensa pagó muy caro y sacrificó un resultado que parecía estar definido.

Sin embargo, ese no es el único motivo de ilusión para los búcaros. Ellos también recuerdan lo que ocurrió en la final del primer semestre, ganada precisamente por Cortuluá. El cuadro vallecaucano ganó 3-1 en su patio, pero cayó 0-2 en la casa del Itagüí Ditaires y fue necesaria la definición con cobros desde el punto penalti. Al final, en esa suerte de lotería, se quedaron con el título.

Por las toldas vallecaucanas, el optimismo también reina. Luego de un mes y medio de reacondicionamiento físico y técnico, período en el cual disputaron seis partidos amistosos contra elencos de la A eliminados de los cuadrangulares, dieron el gran golpe en el estadio Doce de Octubre.

Esa noche, frente a casi 15 mil aficionados, Cortuluá lució muy superior a su rival y dejó la sensación de que la serie está liquidada. Sin embargo, nadie se confía.

Ellos son conscientes de lo que ocurrió en la final del primer semestre, pero aseguran que esa infortunada experiencia no se repetirá entre otras cosas porque ahora la diferencia es de tres goles.

Además, argumentan que su trabajo defensivo es bueno y, por si esto fuera poco, saben que tienen contundencia en el frente de ataque y que con un gol que marquen en Bucaramanga ponen el objetivo al alcance de la mano.

Tras 53 partidos, una extensa temporada que se inició el 31 de enero, el torneo de ascenso conocerá en el atardecer de este domingo el nombre del campeón de 2009.

El que sucederá en el palmarés al Real Cartagena y, de paso, obtendrá el cupo en la Primera A para la campaña 2010, en reemplazo del descendido Pasto.

El perdedor, se sabe, tendrá una última oportunidad, en la Promoción. Será el miércoles 2 de diciembre y el 17 ó 22 del mismo mes, frente al Deportivo Pereira.

Carlos Eduardo González
Especial para FUTBOLRED

COMENTAR
GUARDAR