Claudio Bieler, una máquina para hacer goles
Archivo

Claudio Bieler, una máquina para hacer goles

El argentino se convirtió en un jugador goleador fundamental porque le sobran ganas, fuerza e inventiva para inflar la malla contraria.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
20 de noviembre 2009 , 06:18 a.m.

Con este trabajo eficiente de 'la Máquina' Bieler se llenan de alegría los hinchas de la Liga de Quito y todos los amantes del buen fútbol en Ecuador.

Bieler llegó a Liga Deportiva Universitaria de Quito (Lduq) en la temporada de 2007 para reemplazar al goleador histórico del fútbol ecuatoriano, Agustín Delgado. Su desempeño en los primeros partidos no colmó las espectativas de los aficionados universitarios.

Pero no tuvo la necesidad de convencer a nadie con argumentos o justificaciones, porque con su imaginación inagotable se abrió los espacios en la zona contraria, y hasta su compatriota Damián Manso contribuyó con habilidad y talento para que apareciera el poder del goleador.

Sin embargo, era Manso el que gozaba de la atracción de los fanáticos, pues derramaba talento en el estadio 'Casa Blanca', de Liga de Quito, o en cualquier otra cancha, porque Bieler se dedicaba solo a firmar los goles.

La fórmula perfecta entre Manso y Bieler se esfumó con la partida al Pachuca mexicano del 'piojo', como también le dicen a Manso, tras la conquista de la Copa Libertadores de 2008.

Bieler entonces creó su propia fórmula, interpretada y aplicada por sus demás compañeros: con pases profundos al vacío ponerle el balón para permitir sus arremetidas indescifrables a la zona contraria.

El 1 de marzo de 1984, carece de una significación especial, pero en el calendario de la vida futbolística, se recordará el nacimiento de un pibe que desde la localidad argentina de Vera, se ha dado el lujo de marcar goles de todas las facturas, que serían la llave que lo conduzca a la selección albiceleste.

Más, en Ecuador también comienza a tomar fuerza la posibilidad para que Bieler adopte la nacionalidad ecuatoriana y nutra de goles a la selección, tal como lo hizo Agustín Delgado.

Bieler sabe que el Mundial de Sudáfrica puede ser el último en verlo por televisión, pues tiene todas las condiciones para ganarse el derecho a disputar las eliminatorias sudamericanas, con Argentina o Ecuador, en busca de su actuación en el Mundial del año 2014.

Su sueños vuelan alto, le apunta al cielo, porque prefiere pegarle al cerro y no al perro.

Esta hecho para los grandes desafíos, reemplazó en el año 2007 a Humberto 'El chupete' Suazo en el chileno Colo Colo, y desde ese mismo año a Delgado, en Liga de Quito, y posiblemente al propio Delgado en la selección de Ecuador. El decidirá.

Con la camiseta del cuadro universitario ganó la Copa Libertadores de América del año 2008, disputó la final del Mundial de Clubes que la perdió por 1-0 ante el inglés Manchester United, ganó la Recopa Sudamericana versión 2009 y ahora intentará sumar otro título, el de la Copa Sudamericana.

Porque los títulos de máximo goleador del campeonato ecuatoriano, con 22 tantos, y de la Copa Sudamericana, con ocho anotaciones, resultará difícil arrebatárselos.

Bieler debutó en la Primera División de Argentina el 4 de marzo de 2005, con la camiseta del Colón de Santa Fe, en el empate por 1-1 frente al Newell's en Rosario.

Llegó a préstamo al Atlético Rafaela de la Primera 'B' Nacional, segunda división de fútbol de Argentina, y ese mismo año fue el goleador del equipo con 16 tantos.

Pasó por el chileno Colo Colo, en el que marcó siete goles. A mediados de 2007 llegó, en calidad de préstamo, a Liga de Quito, que después compró sus derechos deportivos en más de un millón de dólares. Ahora tiene la posibilidad de ser transferido, se comenta en Ecuador, en cerca de ocho millones de dólares.

EFE

COMENTAR
GUARDAR