"Desde que yo jugaba no veía el estadio tan rojo", aseguró 'Basílico'
Archivo

"Desde que yo jugaba no veía el estadio tan rojo", aseguró 'Basílico'

El técnico de Independiente Santa Fe se mostró gratamente sorprendido por el apoyo de los hinchas cardenales a El Campín y afirmó que sus dirigidos son un grupo "honesto y profesional".

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
19 de noviembre 2009 , 03:53 a.m.

Cuando faltaban diez minutos para el final, 'Basílico' González fue expulsado del partido frente a Pasto. El flojo y protagonista árbitro Francisco Peñuela decidió echarlo por reclamos. Así fue como desde la boca del camerino el entrenador vivió los últimos instantes del juego.

Desde allí, levantando su cabeza y empinado en punta de pies, sufrió y festejó el segundo gol marcado por el argentino Ómar Pérez, de penalti.

Pero sus nervios aumentaron cuando desde la tribuna vivió los 16 tiros penaltis que le entregaron un nuevo título a Santa Fe. Ahí sí, ya con el título en el bolsillo y en medio de abrazos, comenzó a darle rienda suelta a una alegría que supo controlar.

Ya en cancha, en pleno ceséd, y vestido con la sudadera oficial del equipo, color gris, González fue cauto. Midió sus palabras y le dedicó el triunfo al Señor. "El título es para Dios, para mí nada", afirmó tajantemente y agregó que "

Yo no doy un paso sin agradecerle a Dios así se burlen... Santa Fe ha quedado bendecido de ahora en adelante".



González, un técnico capitalino que sabe lo que es quedar campeón con las Selecciones Bogotá, con Colombia en categorías juveniles y como jugador con Santa Fe, en 1975, se mostró contento porque pudo cumplir un objetivo.

"Me faltaba ser campeón como técnico con Santa Fe y lo logré. Pero sé que vendrán más alegrías y vamos a seguir levantando más copas", sostuvo el DT que recibía un abrazo detrás de otro.

Luego, cuando se le pidió un concepto sobre el compromiso y sobre lo sucedido, 'Basílico' dijo que "yo no sé de fútbol, según dicen" en clara alusión a las críticas de cierto sector del periodismo capitalino.

Pero los minutos pasaban y su nombre sonaba más fuerte en las tribunas. Así como los aficionados lloraban y festejaban en las abarrotadas graderías en El Campín, llegaron los jugadores de dar la vuelta olímpica y cerca del arco en el sector Sur se llevaron por delante al entrenador.

"Profe, este triunfo también es suyo. Celebre con nosotros", le dijo Maximiliano Flotta quien lo agarró de sus manos y se lo llevó para el sector de la Guardia Albiroja Sur donde los más fanáticos hinchas cardenales no paraban de aplaudir a sus ídolos futboleros.

Y así, González se unió al grupo en pleno festejo. La copa en sus manos, que estaba en lo más alto, y el beso al escudo santafereño, ese que lleva cocido a su corazón, fueron la imagen del momento. La postal que quedará para siempre en el recuerdo de un hombre que volvió para ser campeón con Santa Fe. Que está ligado a la historia 'Cardenal' y que perdurará para siempre en ella.

Leonardo Duque Soto
Periodista FUTBOLRED
leoduq@eltiempo.com.co

COMENTAR
GUARDAR