Tres jugadores se perderán el juego de vuelta de la final de la Primera B
Archivo

Tres jugadores se perderán el juego de vuelta de la final de la Primera B

Una baja tendrá el local y dos el visitante en el partido de vuelta de la final de la Copa Premier II, que se disputará este sábado 21 de noviembre en Bucaramanga.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
18 de noviembre 2009 , 07:50 p.m.

Tan solo tres amonestados se presentaron en el primer partido de la serie que definirá al mejor del segundo semestre en el torneo de ascenso. Fueron Cristian Ojeda, del Atlético La Sabana, y Édgar Ramos y Luis Carlos Cassiani, de Bucaramanga.

Además, el árbitro Francisco Peñuela, de flojo comportamiento en los 90 minutos que se disputaron en el estadio Arturo Cumplido Sierra, de Sincelejo, expulsó al local Luis Ricaurte Jaramillo y al visitante Cristian González.

El panameño y el colombiano son, por sanción automática, los primeros ausentes obligados para el juego de vuelta de la final, que se realizará este sábado en el estadio Alfonso López, de la ciudad bonita. A ellos se suma Ojeda, que completó la quinta amonestación acumulativa. Además, el técnico Víctor González Scott, del elenco costeño, que también fue expulsado, tendrá que ver el partido desde las tribunas.

Jaramillo fue sancionado durante dos fechas, por primera reincidencia en juego brusco grave. Por eso, en caso de que su equipo clasifique a la gran final de la temporada, en la que ya está instalado Cortuluá, campeón de primer semestre, no podrá actuar en el primer encuentro. González, por su parte, fue inhabilitado una jornada, por conducta incorrecta (doble amonestación).

El más perjudicado de todos fue 'El Chino' González Scott, que estará por fuera del banquillo técnico durante tres jornadas, por primera reincidencia en injuria verbal contra el árbitro.

Eso significa que si su equipo resulta eliminado el sábado, quedará con dos fechas pendientes para cumplirlas en 2010; si clasifica, tampoco podrá dirigir desde el borde del campo en la serie final contra Cortuluá.

A falta de tres partidos para concluir la temporada 2009 en el torneo de ascenso, han sido amonestados 1.266 jugadores y expulsados, 154. Como hecho destacado, en solo una jornada, la sexta de los cuadrangulares semifinales, no hubo tarjetas rojas. Además, como se sabe, el líder de indisciplina fue Bogotá, con 104 cartones recibidos (90 amarillos y 14 rojos), un 'honor' que ya nadie podrá arrebatarle.

COMENTAR
GUARDAR