Pese a las apariencias, la final del torneo II de la B sigue mano a mano
Archivo

Pese a las apariencias, la final del torneo II de la B sigue mano a mano

Tras el 1-1 en Sincelejo, sobre el papel, todo favorece a Bucaramanga y no a At. La Sabana: resultado, localía, experiencia, historia... Sin embargo, nada más peligroso que el exceso de confianza.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
15 de noviembre 2009 , 02:13 p.m.

Los primeros 90 minutos de la final de la Copa Premier II dejaron un sabor agridulce: agrio para Atlético La Sabana, sus hinchas y todos aquellos que apostaban a que David podía vencer a Goliat; dulce para Atlético Bucaramanga, sus fanáticos y toda la comunidad santandereana, que el próximo sábado 21 de noviembre puede celebrar el primer lugar en el torneo del segundo semestre y, por ende, su paso a la gran final de la temporada contra Cortuluá.

Tras clasificarse por anticipado, con lujo de detalles en un grupo que conformaban los favoritos Itagüí Ditaires y Rionegro, y por el poderío mostrado en su estadio Arturo Cumplido Sierra, en Sincelejo (Sucre), el conjunto sabanero era favorito para el primer capítulo.

Sin embargo, los dirigidos por 'El Chino' Víctor González Scott se mostraron en un nivel muy inferior al esperado, exhibieron una cara muy distinta a la de presentaciones previas y le dejaron todo servido a su rival. Sobre el papel, claro está.

Nunca, en el transcurso del partido disputado este sábado, Atlético La Sabana estuvo por encima de Bucaramanga. De hecho, fue el visitante el que impuso las condiciones y el ritmo del partido, tanto en la primera con en la segunda etapas.

En la primera, con un férreo bloque defensivo que cortó todos los circuitos ofensivos del local, que lució maniatado, enredado, sin claridad y sin profundidad. A pesar de que el cuadro costeño se puso en ventaja, el onceno 'leopardo' nunca se vio inferior.

En la segunda parte, con una propuesta más ofensiva gracias al ingreso del 'Indio' Cristian González, que se tornó en una verdadera pesadilla para la zaga local hasta que fue expulsado por protestarle al árbitro Francisco Peñuela.

Si Bucaramanga no ganó en esos últimos 45 minutos fue estrictamente por mala suerte, pues generó una gran cantidad de jugadas de peligro que causaron zozobra en los predios defendidos por el joven John Meneses.

Pese a lo gris que pinta el panorama para Atlético La Sabana, cuya producción como visitante es muy floja, no todo está dicho en esta final de la Copa Premier II.

De hecho, no sobra recordar que Bucaramanga ha sufrido lo indecible en su estadio en partidos anteriores y, además, que el empate le sirve al conjunto costeño para al menos forzar una definición con tiros desde el punto penalti. Y si algo saben hacer los pupilos del 'Chino' González Scott eso es defenderse con orden.

Dado que los goles de visitante no se cuentan, que tampoco vale lo realizado en la Reclasificación, la definición sigue mano a mano. Bucaramanga tendrá la ventaja de definir como local, ante su gente, en una cancha sintética que su rival poco conoce y con el aval de los antecedentes: en tres enfrentamientos, Atlético La Sabana nunca pudo vencer a los 'leopardos' (un empate y dos derrotas).

Pero, también, soportará la gran presión, mientras que su rival jugará sabiendo que nada tiene que perder.

Si algo ha caracterizado al Atlético La Sabana en su formidable campaña de este segundo semestre en el torneo de ascenso es su atrevimiento y son condición de 'tumba grandes'. Sobre el papel, todo juega a favor de su rival para el partido del partido del próximo sábado, pero hay algo que los integrantes del Atlético Bucaramanga y sus hinchas no pueden olvidar: el exceso de confianza es muy mal consejero.

Carlos Eduardo González Ll.
Especial para FUTBOLRED

COMENTAR
GUARDAR