La final del segundo torneo en la Primera B no es el duelo de David contra Goliat
Archivo

La final del segundo torneo en la Primera B no es el duelo de David contra Goliat

Un histórico y un novato del fútbol profesional colombiano son los protagonistas de la final de la Copa Premier II, que se inicia este sábado 14 de noviembre en Sincelejo (Sucre).

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
11 de noviembre 2009 , 05:57 a.m.

Atlético Bucaramanga fue fundado el 11 de mayo de 1949, es decir, hace poco más de 60 años y medio. Es uno de los equipos ligados a la historia del torneo profesional prácticamente desde sus inicios.

Si bien no era de los protagonistas habituales en la definición del título, con cierta regularidad avanzaba a las instancias finales (cuadrangulares, hexagonales, octogonales), momentos felices que combinaba también con campañas muy malas que lo ubicaban en el fondo de la tabla de posiciones.

Su primer paso por el torneo de ascenso se dio en 1995, luego de ocupar el último puesto en el torneo profesional en 1994, lógicamente con una pobre campaña.

Fue, para su fortuna, un paso efímero. Dado que se determinó adecuar el certamen colombiano al calendario europeo, se jugó un torneo de solo 6 meses, llamado Nivelación, que incluyó ascenso y descenso. Así, Bucaramanga, que ganó en la B, regresó a la máxima categoría solo seis meses después.

Luego, entre 1996 y 97, ese híbrido llamado Torneo Adecuación le permitió alcanzar el punto más alto de su historia en los certámenes de la Dimayor y, de paso, obtener el cupo a la Copa Libertadores de 1998.

Se disputó entre el 8 de septiembre de 1996 y el 21 de diciembre de 1997, en lo que en ese entonces la prensa llamó "el torneo más largo del mundo". Luego de 48 fechas, América obtuvo el primer lugar de un cuadrangular en el que también participaron Tolima, Nacional y Cali, y quedó 'sembrado' para disputar la gran final.

En el segundo semestre de 1997, Quindío y Bucaramanga ganaron los cuadrangulares que les permitieron llegar a la final del Torneo Adecuación. El cuadro cafetero superó a Once Caldas, Nacional y Cali, mientras los 'leopardos' aventajaron a Millonarios, Tuluá y Junior.

En el partido de ida, en la ciudad bonita, Bucaramanga se impuso 2-1 y luego empató 1-1 en Armenia. Así, logró el derecho a enfrentar al América por la estrella de ese año. El cuadro escarlata dio la vuelta olímpica, tras imponerse 1-0, a domicilio, y 2-0, en casa.

Como novedad, en ese larguísimo torneo los partidos que terminaran empatados dirimían un ganador a través de los tiros desde el punto penalti (el ganador obtenía 2 puntos y el perdedor, uno).

Fue un raro experimento que, obvio, no gustó y que quedó marcado en la historia del fútbol profesional colombiano como uno de los inventos más absurdos de todos los tiempos. Para Bucaramanga, sin embargo, significó un momento inolvidable. Ese equipo lo dirigía el antioqueño Carlos Mario Hoyos.

En la Copa Libertadores de 1998, conformó el Grupo 1 con América y los ecuatorianos Barcelona y Deportivo Quito. Ocupó la segunda colocación de la tabla de posiciones, con 7 puntos, y avanzó a la siguiente ronda. En ella se midió al Bolívar de La Paz, que lo venció 1-2 en Bucaramanga y 1-0 en la sede del gobierno boliviano. Fue su única experiencia en el máximo torneo continental a nivel de clubes.

En 2001, producto de una mala campaña que arrastraba desde 2000, Bucaramanga vuelve a ser último de la Reclasificación y, por ende, pierde la categoría. De nuevo, una jugarreta de escritorio le permitió favorecerse para no sufrir mucho en el exilio de la Primera B.

Una modificación del Reglamento del campeonato, que elevó de 16 a18 los clubes en la Primera División, permitió que Bucaramanga, después de ganar un triangular en el que también participaron Cúcuta Deportivo y Unión Magdalena; se jugó en plaza neutral: Cartagena.

El tercer descenso, este sí efectivo, se dio el año pasado. Ya no hubo fórmula mágica para evitar su tránsito hacia la Primera B y, entonces, durante todo este 2009 participó de la Copa Premier.

En el primer semestre, fue el mejor de los Nonagonales Regionales, pero fracasó estruendosamente en los cuadrangulares, en los que acumuló cinco derrotas en seis partidos. En el segundo, con una irregular campaña, avanzó a la fase semifinal y luego de un comienzo dubitativo logró el cupo con sobrados méritos.

La otra cara de la moneda es Atlético La Sabana, un equipo con una historia muy corta. El elenco fue refundado a finales del año pasado, cuando los actuales directivos, en cabeza del presidente Félix Barreneche, trasladaron la ficha que pertenecía al Córdoba Fútbol Club.

Ese equipo jugaba desde 2006 (año de su fundación) en Cereté, pero la falta de apoyo y los elevados costos de desplazamiento forzaron el cambio de sede.

En Sincelejo, con nuevo nombre, Atlético La Sabana encontró el respaldo de las autoridades municipales y departamentales y también un escenario como el estadio Arturo Cumplido Sierra, que se ha convertido en un verdadero fortín.

En el primer semestre, el cuadro dirigido por 'El Chino' Víctor González Scott, recio ex zaguero de varios equipos, principalmente el Unión Magdalena, terminó en el quinto puesto del Grupo A. Sumó 25 puntos y quedó a 3 del 'ciclón' samario, cuarto clasificado.

Para el segundo semestre, con el refuerzo de 9 jóvenes jugadores provenientes de las divisiones inferiores del Deportivo Cali (con el que tienen un convenio firmado desde hace dos años), Atlético La Sabana se convirtió en novedoso protagonista.

Con algo de angustia, se clasificó en la última fecha, como segundo del Nonagonal B con 30 puntos, uno menos que Centauros. Y, lo mejor, en los cuadrangulares sorprendió a los favoritos Itagüí Ditaires y Rionegro y a Bogotá para avanzar a la final.

Sobre el papel, es David contra Goliat. Eso, al menos en lo que a historia y tradición se refiere. Sin embargo, si algo está claro en este torneo de ascenso es que de camiseta nadie gana y que cualquiera vence a cualquiera.

Además, el elenco sucreño ha mostrado ser atrevido y capaz de actuar sin complejos frente a rivales de alcurnia. Una final de pronóstico reservado, por el poderío como local de los costeños y por la experiencia de los santandereanos.

Carlos Eduardo González Ll.
Especial para FUTBOLRED

COMENTAR
GUARDAR