Chicago Fire venció 2-0 al Revolution y está en la final de la Conferencia Este de la MLS
Archivo

Chicago Fire venció 2-0 al Revolution y está en la final de la Conferencia Este de la MLS

La figura y clase del delantero mexicano Cuauhtémoc Blanco volvió a ser la clave que permitió al Fire conseguir la victoria sobre los de Nueva Inglaterra y avanzar por marcador global de 3-2.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
08 de noviembre 2009 , 05:41 a.m.

El triunfo permitió al Fire conseguir el pase a la final de la Conferencia Este que disputará contra el Real Salt Lake que el pasado jueves eliminó a los actuales campeones de liga, el Crew de Columbus con un global de 4-2 después que en el partido de vuelta venció por 3-2 y en su campo lo hizo por 1-0.

El partido entre el Fire y el Real Salt Lake se disputará el próximo sábado en el Toyota Park, el campo del equipo de Chicago, que tuvo mejor marca durante la temporada regular de la (MLS).

El Fire había llegado al partido con la desventaja de 1-2 después de haber perdido en el Gillette Stadium de Foxboro (Massachusetts) el encuentro de ida.

Pero una vez más, Blanco el jugador franquicia del Fire, confirmó que está en un gran momento de forma y que los tres millones de dólares que le pagan le son rentables a su equipo.

Blanco no sólo fue el director en el juego de su equipo sino que además el máximo responsable de los dos goles que conseguidos por el Fire, el primero en una acción que partió de sus botas y el segundo con un remate espectacular que sentenció el 2-0.

El delantero internacional mexicano lucho un balón cuando se cumplía el minuto 35 para que antes de caer le llegase a Brandon Prideaux que penetró hacia el área del Revolution donde estaba el guatemalteco Marco Pappa que cada día aprende más de blanco en la clase y técnica.

Pappa con un quiebro perfecto dejo tirado al hombre que le marcó y le dio el pase de la muerte al centro del área donde llegó desde atrás el reaparecido John Thorrington, que no jugaba desde el pasado 18 de agosto, y remató potente el 1-0 ante la desesperación del arquero Matt Reis, que nada pudo hacer por evitarlo.

La eliminatoria se empataba a 2-2, pero la diferencia del valor doble de los goles marcados fuera de su campo beneficiaba al Fire, lo que hizo que el partido estuviese lleno de tensión y buenas acciones por parte del Revolution que por mediación del trinitario Shalrie Joseph pudieron haber conseguido el tanto del empate.

No iba a ser así, la noche era para que Blanco fuese la figura y la estrella del partido por lo que llegó el minuto 83 y Chris Rolfe le puso un balón a lo profundo del lateral derecho para que llegase Patrick Nyarko, lo controlase y penetrase en el área del Revolution.

Nyarko repitió la acción de Pappa y también colocó el balón en el centro del área grande donde estaba Blanco, que la frenó con su pie derecho, la tocó suave para delante, dejando tirado a su marcador y sacó un disparo potente, colocado por toda la escuadra derecha del marco defendido por Reiss para sentenciar el 2-0 y la eliminatoria.

Blanco se fue hacia los aficionados enloquecidos por la acción del jugador mexicano mientras el resto de sus compañeros fueron para hacer una piña humana, abrazarlo y felicitar su gran acción.

Mientras los 21.528 espectadores que fueron al Toyota Park a presenciar el partido comenzaron a vitorear el nombre de Blanco, que había hecho posible que el Fire llegase a su tercera final de conferencia consecutiva, aunque perdió las dos últimas, también con el internacional mexicano.

El Fire eliminó por segunda temporada consecutiva al Revolution en la fase final y la cuarta ocasión en las ocho veces que se han enfrentado en la misma competición.

EFE

COMENTAR
GUARDAR