Rionegro venció 2-1 a Itagüí Ditaires, que se despidió sin poder ganar
Archivo

Rionegro venció 2-1 a Itagüí Ditaires, que se despidió sin poder ganar

El clásico regional antioqueño, con los dos equipos eliminados, resultó favorable para el local, que acabó de enterrar a su rival.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
07 de noviembre 2009 , 03:11 p.m.

Los últimos 90 minutos de juego para los equipos paisas en el torneo de ascenso en 2009 solo sirvieron para confirmar el mal momento deportivo de Itagüí Ditaires (que ocupó el último lugar del Cuadrangular A, al que había entrado como favorito) y le dejó a Rionegro una alegría final al imponerse a su contendor regional.

Un partido que, en el momento que se confeccionó el calendario pintaba para ser una final adelantada, pero que terminó jugándose únicamente por cumplir.

Condenado al último puesto del grupo y con una racha de ocho jornadas sin conocer la victoria, Itagüí Ditaires fue el que trató de imponer las condiciones en el arranque de partido que se disputó en el estadio Carlos Alberto Bernal, de La Ceja.

Una actitud que sorprendió al local y que le sirvió para abrir el marcador a los 12 minutos, por intermedio del lateral derecho John Freddy Zea, uno de los jugadores de mayor regularidad y proyección entre los dirigidos por Carlos Mario Hoyos.

Un gol que provocó la reacción de los 'leones del oriente', que para este partido se habían trazado una meta clara: terminar el año sin permitir que su clásico rival los derrotara en casa. Por eso, los pupilos de Albeiro García se lanzaron al ataque en procura del empate, que consiguieron cuando el reloj marcaba los 36 minutos.

El autor del tanto fue Camilo Piedrahíta, el valor más destacado de los albirrojos en esta recta final de la campaña. Con esa igualdad en el marcador se liquidó un primer tiempo movido y entretenido.

La etapa complementaria también fue equilibrada, aunque, como le sucedió en los dos últimos meses del torneo, poco a poco Itagüí Ditaires fue perdiendo aire, se quedó sin ideas y permitió que el rival lo superara. Una situación que Rionegro aprovechó para convertir el 2-1, a los 20 minutos, y dedicarse a manejar el partido y darle trámite al balón.

De nuevo, Piedrahíta, que llegó a 5 tantos en el torneo, fue el gestor de la alegría en las tribunas.

Con el marcador en contra, el subcampeón del primer semestre no tuvo cómo reaccionar. Los cambios implementados por el técnico Hoyos no dieron resultado y a medida que transcurrían los minutos las 'águilas doradas' no hacían otra cosa que dar claras muestras de su impotencia.

Un triste final para dos equipos que fueron diseñados para pelear el ascenso directo, pero que se fueron a vacaciones mucho antes de lo esperado. Un doloroso epílogo para Itagüí Ditaires, que concluyó el año con una racha de 9 partidos sin ganar y que en los cuadrangulares solo sumó 3 puntos.

 

COMENTAR
GUARDAR