Argentino Basualdo dice que quiere seguir como técnico de la 'U' de Chile
Archivo

Argentino Basualdo dice que quiere seguir como técnico de la 'U' de Chile

Yo no maté a nadie, ni robé", dijo Basualdo, que sacó la voz por primera vez después de la derrota de anoche de su equipo ante el Fluminense (0-1), que significó la eliminación de la Suramericana.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
06 de noviembre 2009 , 07:09 a.m.

El fracaso se sumó al que sufrió el equipo en el plano local, donde por primera vez desde que se instauraron los torneos cortos, no logró superar la fase inicial, de todos contra todos y quedó al margen de la lucha por el título.

Basualdo cumplió dos buenas temporadas al frente del modesto Santiago Morning y llegó a la 'U' a mediados de este año por la imprevista renuncia del uruguayo Sergio Markarian al banco azul, después de ganar el torneo Apertura y de cumplir una aceptable presentación en la Copa Libertadores.

Con los mismos jugadores, el equipo es ahora un remedo de aquel y tras la derrota ante Fluminense, el propio Basualdo lo admitió al poner su cargo a disposición de la directiva, lo que en definitiva se resolverá la próxima semana.

La continuidad en el puesto es "una decisión del presidente" (del equipo, Federico Valdés), dijo el técnico, integrante de la selección argentina en el Mundial de Italia 1990, que manifestó su deseo de seguir.

Si no es así, "el fútbol da muchas vueltas y podríamos volver en un futuro no muy lejano. Pero obviamente me gustaría seguir", insistió Basualdo, que recomendó a los dirigentes "traer más jugadores y tener dos equipos del mismo nivel", dando a entender que le faltó plantilla para jugar en dos frentes.

Respecto de sus errores, dijo que el principal fue hablar demasiado: "Tuve fallas y la principal es que me equivoqué en declaraciones, en hablar mucho charlas de café y no debería haber hecho lo que hice, hablar con la prensa cosas que eran con los jugadores", dijo.

Basualdo justificó los insultos que los hinchas le prodigaron tras el partido con el Fluminense, cuando tuvo que escurrirse subrepticiamente del estadio.

"Lo peor en el fútbol es que te ignoren, la gente insulta con mucha razón. Yo soy el responsable y está todo bien", dijo, pero subrayó en seguida que "yo no maté a nadie, ni robé, no salgo con capucha del estadio, pero ahora tengo que proteger a los jugadores.

Los aplausos deben ser para mis chicos; los insultos, para mí".

Según Basualdo, no pudo concretar sus ideas por el poco tiempo de trabajo que tuvo cuando llegó al club.

"Es difícil cuando no tienes los jugadores bien, con sus vacaciones, sus descansos. Jugaron todos, probé 28 jugadores, pero la realidad es la que teníamos", dijo.

"No pude plasmar todo lo que quería, me acomodé al equipo como venía y traté de no variar tanto", insistió.

La prensa ha comenzado a publicar nombres de los eventuales sucesores de Basualdo, entre ellos el uruguayo Gerardo Pelusso, los argentinos Miguel Ángel Brindisi, Carlos Ischia y Miguel Ángel Russo y, del medio local, Nelson Acosta y Víctor Hugo Castañeda.

De todos ellos, el que hace evocar momentos gratos es Russo, bajo cuya dirección la 'U' alcanzó las semifinales de la Copa Libertadores en 1996.

EFE

COMENTAR
GUARDAR