Bayern-Schalke, partido clave de la jornada alemana
Archivo

Bayern-Schalke, partido clave de la jornada alemana

Dicho compromiso, que se jugará este sábado, es el partido clave de la duodécima jornada del torneo alemán, que abrirá mañana el líder, Bayer Leverkusen, recibiendo en su campo al Eintracht Frankfurt.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
05 de noviembre 2009 , 03:29 a.m.

Actualmente el Schalke es cuarto, con dos puntos menos que el Leverkusen, y el Bayern es quinto, con dos puntos menos que el Schalke, cuatro menos que el líder y una afición impaciente ante una temporada claramente por debajo de las expectativas.

La actual relación de los dos equipos con su público no puede ser más antagónica. Los seguidores bávaros se han convertido en los que más silban a su propio equipo en esta temporada, lo que aumenta en la inseguridad que parece haberse apoderado de algunos jugadores por la falta de resultados y, también, por los experimentos cambiantes del entrenador Louis Van Gaal.

Van Gaal no ha jugado todavía dos partidos seguidos con la misma formación, lo que sólo parcialmente se explica por bajas debidas a lesiones o sanciones. El equipo ya no asusta en la Bundesliga y de la Liga de Campeones está a punto de despedirse tras la derrota del martes ante el Girondinos.

Aunque la diferencia con respecto al líder sea sólo de cuatro puntos, el quinto lugar es algo que decepciona. Y además es claro que la diferencia no se ha hecho mayor sólo porque el Hamburgo, actualmente tercero, y el Leverkusen no han aprovechado situaciones en las que hubieran podido poner tierra de por medio ante el Bayern.

El Schalke, en cambio, está viviendo una temporada de reconciliación con su público en una temporada que, debido a la difícil situación financiera del club, se esperaba que estuviera marcada por la crisis.

El equipo ha empezado a mostrar el espíritu de lucha que tanto le gusta a los aficionados de la cuenca del Ruhr y no da perdidos los partidos sino hasta el último instante. En las últimas dos jornadas -en duelos ante rivales difíciles como el Hamburgo y el Leverkusen- esa mentalidad le alcanzó al Schalke para remontar marcadores en contra, con dos goles de diferencia, y alcanzar el empate en el último instante.

En eso sin duda alguna pesa la mano del entrenador Felix Magath, cuyos equipos siempre se han caracterizado por tener una excelente condición física lo que en ocasiones les permite darle la vuelta a un partido en la recta final.

El Leverkusen puede, si gana el viernes ante el Eintracht, mirar el resto de la jornada con la tranquilidad que le daría el liderado asegurado. Ante el Eintracht, y en casa, el Leverkusen es claro favorito, pese al mal sabor que puede haber quedado tras el empate de la semana pasada ante el Schalke que tuvo claro sabor a derrota.

El equipo de las aspirinas necesita ganar pues el segundo clasificado, el Werder Bremen, le está pisando los talones, sólo un punto por debajo, y además tiene una racha de 11 partidos sin perder.

El Bremen juega el domingo, a domicilio contra el Borussia Dortmund, y no es claro si para entonces puede contar la reaparición de su goleador, el peruano Claudio Pizarro, que ha tenido algunos problemas físicos.

El Hamburgo, tercer clasificado y empatado en puntos con el Bremen, visitará, también el domingo, al Hannover 96. El Hamburgo es un equipo que ha tenido que lucha mucho por mantenerse en la parte alta de la tabla pues las lesiones se han ensañado con sus jugadores.

En las últimas dos jornadas -el empate ante el Schalke y una derrota ante el Borussia Mönchengladnach- el equipo, además, ha dado señales de desfallecimiento.

La jornada la completarán los siguientes partidos: Sábado: FSV Maguncia 05- Núremberg, Hoffenheim-Wolfsburgo, Bochum-Friburgo, Borussia Mönchengladbach-Stuttgart.

Domingo; Hertha BSC- FC Coloniad.

EFE

COMENTAR
GUARDAR