Ronnie Biggs, el 'ladrón del siglo', quiere ver jugar al Arsenal antes de morir
Archivo

Ronnie Biggs, el 'ladrón del siglo', quiere ver jugar al Arsenal antes de morir

El autor del famoso asalto al tren de Glasgow (Escocia), en 1963, se recuperó de la neumonía que padecía y ahora, que está libre, quiere ver en acción a su club favorito.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
03 de noviembre 2009 , 05:36 a.m.

Según informa el vespertino londinense 'Evening Standard', Biggs -liberado de prisión el pasado mes de julio por razones humanitarias- recuperó peso y se siente mejor.

El pasado fin de semana, el famoso ladrón, de 80 años, pudo viajar desde el hogar de ancianos donde vive en Barnet, norte de Londres, hasta la casa de su hijo Michael para ver por televisión el partido entre el Arsenal y el Tottenham, clubes rivales del norte de la capital británica.

Al parecer, Biggs se siente en condiciones de viajar hasta el estadio de los Emiratos para ver al Arsenal, posiblemente en un partido frente al Chelsea del próximo 29 de noviembre.

En el año 2001, Biggs regresó voluntariamente al Reino Unido tras permanecer en Brasil prófugo de la Justicia.

Biggs fue condenado a treinta años de cárcel por su participación, junto con otras quince personas, en el robo a un tren de Correos el 8 de agosto de 1963.

La banda se hizo con 2,6 millones de libras (3,2 millones de euros), que en esa época fue la mayor suma robada en un solo asalto.

La Policía consiguió detener a los ladrones en enero de 1964.

Tras ser procesado y condenado a treinta años de cárcel, Biggs fue encarcelado en la prisión de Wandsworth (Londres), de donde se fugó 15 meses después.

Así, Biggs huyó a París, donde se sometió a una cirugía plástica, y con un pasaporte falso viajó a Australia.

Tras pasar por varios países, el ladrón se estableció en Brasil, donde tuvo un hijo con la bailarina brasileña Raimunda de Castro.

Debido a que la ley brasileña no permite la extradición de un hombre, aunque sea fugitivo, que tenga un hijo nacido en el país, el Reino Unido tuvo problemas para conseguir que Biggs fuese entregado, pero en el 2001 decidió volver a su país.

Londres
EFE

COMENTAR
GUARDAR