Unión castigó a un Centauros que se desinfló (3-1) y aún sueña con la final
Apuestas Futbolred
Archivo

Unión castigó a un Centauros que se desinfló (3-1) y aún sueña con la final

Una vigorosa reacción en el segundo tiempo, de la mano del goleador Leandro Vargas, le permitió al elenco samario seguir en carrera en estos cuadrangulares.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
31 de octubre 2009 , 02:51 p. m.

Ahora, el elenco dirigido por Carlos Silva, que consiguió su primera victoria como local en esta fase semifinal de la Copa Premier II, depende de sí mismo para avanzar a la final: deberá derrotar a Bucaramanga el próximo fin de semana, con ocasión de la sexta y última fecha de los cuadrangulares. En cambio, Centauros, que a mitad del camino parecía ser un sólido candidato, se vino abajo y ahora su destino está en manos de terceros: necesita derrotar a Real Santander (algo probable), pero deberá esperar un empate entre santandereanos y samarios.

 

A sabiendas de que un empate le favorecía, Centauros se plantó en defensiva, tal y como lo había hecho el pasado fin de semana contra Bucaramanga. Por eso, la labor ofensiva del necesitado Unión Magdalena se dificultó tanto en la primera etapa. Con el peso de saber que había resignado puntos importantes en sus anteriores presentaciones en el estadio Eduardo Santos, el local exhibió un nerviosismo que se tradujo en pases imprecisos y jugadas sin conclusión.

 

No fue mucho lo que el visitante lo intentó en ataque. De nuevo, sus jugadores estuvieron más preocupados de las decisiones del árbitro antioqueño Adrián Vélez  que de desplegar el fútbol ofensivo que les había permitido convertirse en serios candidatos a la final. Durante esos primeros 45 minutos, el afán de Centauros era mantener el cero, un objetivo que logró a cabalidad.

 

Sin embargo, todo cambió en el período complementario. Bien pronto, a los 5 minutos, Vargas tradujo en gol el cobro de un tiro penalti tras una falta dentro del área. Eso cambió el libreto del partido, pues le dio más confianza al local y provocó que el visitante se olvidara de su cerrojo y tratara de buscar el arco contrario. Antes de que Centauros pudiera reaccionar, a los 17 minutos Unión Magdalena pegó el segundo golpe, esta vez por intermedio de Wálter Franco.

 

Con una desventaja que le quitaba el rótulo de principal favorito a la final, Centauros soltó sus amarras defensivas y buscó el arco del 'ciclón'. Sin embargo, fue ahí cuando desnudó sus carencias y limitaciones y permitió que el local aprovechara los espacios que antes estaban cerrados. Así, al filo de la media hora, Armando Vargas elevó el 3-0, un resultado demasiado largo, pero que hacía justicia a favor del equipo que sí había buscado la victoria. Con un penalti ejecutado por Célimo Polo, a 11 minutos del final, el visitante logró el descuento.

 

Luego de terminar la primera vuelta con 7 puntos, invicto y con una aparente solidez, Centauros se vino abajo como visitante, pagó caro el planteamiento ultradefensivo que empleó en Bucaramanga y Santa Marta y ahora ya no depende de sí mismo. Por el contrario, Unión Magdalena sacó renta del triunfo conseguido a domicilio (1-2 sobre Real Santander) y todavía puede soñar con la final. Claro, no será una tarea fácil, pues deberá vencer a un Bucaramanga que será anfitrión y llegará crecido.

COMENTAR
GUARDAR