En el clásico con Real Santander, Bucaramanga se juega la suerte del año
Apuestas Futbolred
Archivo

En el clásico con Real Santander, Bucaramanga se juega la suerte del año

Con muy escasas posibilidades de llegar a la final, el cuadro local, novato en la fase semifinal, intentará ser un obstáculo para su clásico rival.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
30 de octubre 2009 , 08:21 a. m.

Sin victorias todavía luego de cuatro fechas en los cuadrangulares de la Copa Premier II, Real Santander necesita una conjunción de milagros para avanzar a la final. Debe derrotar a Bucaramanga y luego ir a hacer lo mismo en Villavicencio, con Centauros. Así, llegaría a 9 puntos. Además, debe esperar que los llaneros empate con Unión Magdalena y que tampoco haya ganador entre 'leopardos' y samarios en la última fecha. ¿Complicado? Sí, pero una opción a la que los dirigidos por Johan Meza se aferran con fe.

 

Luego de cumplir la mejor campaña de su corta historia a en el fútbol profesional colombiano, que significó entrar por primera vez a los cuadrangulares, Real Santander se frenó. Acumula tres empates y una derrota (en casa) al cabo de las cuatro primeras jornadas. Entonces, parece destinado más a ser juez de sus rivales que protagonista de una remontada histórica. Y, claro, de por medio está el honor, la tranquilidad de saber que se peleó hasta el último minuto de juego.

 

Sin experiencia en estas lides y con un grupo de jugadores muy joven, Real Santander llegó a su techo en el torneo. Los errores defensivos han costado muy caro, así como también las fallas en definición. A Bucaramanga, al que tuvo todo para liquidarlo, no le pudo ganar el primer clásico (2-2) y luego claudicó en su patio contra Unión Magdalena, que se llevó los 3 puntos del estadio Alfonso López (1-2), su casa prestada para esta instancia.

 

Ahora, entonces, a Real Santander no le queda otra que buscar su primera victoria frente a Bucaramanga en la Copa Premier y esperar qué ocurre con sus otros rivales, a ver si el resultado le favorece para llegar con alguna opción de clasificación a la última jornada. Pero, lo fundamental será quitarse la paternidad que acreditan los 'leopardos' en el clásico metropolitano, con tres victorias y un empate en cuatro duelos.

 

Bucaramanga, que consiguió su primera victoria del año como local en los cuadrangulares, sabe que tiene una oportunidad que no puede desaprovechar. Los dos partidos restantes los jugará en su escenario (aunque en el clásico oficiará como visitante) y está favorecido por la posición en la Reclasificación de los Nonagonales: sin importar con qué rival empate en puntos al final de las seis fechas, será finalista.

 

Sin embargo, el panorama no es tan claro para los dirigidos por Jesús 'Kiko' Barrios. Sin un jugador creativo en el mediocampo, el equipo depende demasiado de su goleador Marlon Díaz, que este sábado no actuará debido a una lesión. Además, Santiago Silvera, otro jugador que había dado una buena mano en jornadas anteriores, fue separado del plantel por indisciplina. Pero, claro, esas son circunstancias adversas a las que es necesario sobreponerse si se quiere llegar a la final del segundo semestre.

 

Al fin y al cabo, desde que se inició el torneo, en el mes de enero, Bucaramanga fue considerado el principal favorito para alcanzar el ascenso directo a la Primera División. Fracasó estruendosamente en los cuadrangulares del primer semestre y en esta ocasión todavía puede lograr el objetivo. Para no verse enfrentado a una nueva decepción, la obligación es extender su paternidad sobre Real Santander.

COMENTAR
GUARDAR