"Soy más fuerte cuando las cosas se ponen difíciles": Manuel Pellegrini
Apuestas Futbolred
Archivo

"Soy más fuerte cuando las cosas se ponen difíciles": Manuel Pellegrini

El técnico chileno del Real Madrid mostró plena confianza en si mismo, confiado de estar capacitado para sacar al equipo blanco del mal momento que protagoniza.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
30 de octubre 2009 , 06:07 a. m.

Pellegrini se mostró fuerte una vez asimilado el palo copero ante el Alcorcón (4-0), seguro de que saldrá de la actual situación con trabajo. Recordó su pasado en equipos grandes en sus países, como Universidad de Chile o River Plate en Argentina, donde siempre superó las adversidades para acabar consiguiendo títulos.

"Este proyecto no ha tocado fondo en Alcorcón. Fue una semana nefasta pero perdimos la primera parte de Copa. Tenemos revancha en casa, no está terminado. Ganando mañana al Getafe podemos ser líderes en Liga y el martes seguir líderes en Champions con un buen resultado en Milán. Tocar fondo es cuando uno lo tiene todo perdido y este equipo tiene mucho por decir".

"Personalmente me pone más fuerte cuando las cosas se ponen más difíciles. Mi filosofía, ir al ataque siempre por el partido, no es de equipo chico que espera y defiende. He ganado títulos en todos los equipos grandes que estuve. Estoy acostumbrado a dirigirlos y seguro de que vamos a inculcar aquí lo que hice en el resto".

El técnico fue crítico con temas que se publican en los medios y defendió su postura con estadísticas. Como hace últimamente se apoyo en los resultados del buen inicio como argumento, en una rueda de prensa en la que no se habló del Getafe, su próximo rival, y sí aprovechó para recordar el trabajo que ha hecho en su carrera, que le avala.

"Mi intención es hacer que el Real Madrid juegue bien. Decían estos años que con el Barcelona el que mejor jugó fue el Villarreal donde fui premiado como mejor técnico de España", recordó.

"Hay cosas que nos han hecho que nuestro juego sea irregular, pero tenemos una defensa que en cinco partidos no ha encajado goles, no son un desastre. La mitad de nuestros tantos llegaron por banda y la delantera es goleadora, no se estorba. La realidad quita las críticas", argumentó como contrapunto a los argumentos de crítica deportiva.

Además, Pellegrini se comparó con Luis Aragonés en su idea de sacrificar el puesto fijo de un jugador en banda pero aprovechándolas. "Voy a redoblar la apuesta en mi sistema de juego.

Cuando Luis lo hizo en la selección tuvo críticas por tener bandas móviles. Pero esto no es centro del debate, me critican por si tengo credibilidad con los jugadores, que por suerte la tengo".

El chileno fue duro en sus mensajes y a la vez realista. Su análisis sobre la inestabilidad del Real Madrid en las últimas temporadas, nace en el continuo cambio de técnico y de filosofía de juego. Por eso, pidió tiempo para la suya.

"El cambio de técnico constante hace que el club no tenga línea de juego. La estoy cambiando y eso no se hace en poco tiempo. En los últimos años jugaba en contragolpe, a mi me gusta otro estilo".

"Llevo cinco años viendo esto desde fuera, las misma críticas, nombres. El cambio de técnico no ha sido el camino para el Real Madrid. La directiva me firmó un contrato para hacer un cambio importante que no se ha de evaluar en tres meses. No tengo temor.

Sigo confiando en mis posibilidades y tengo buena relación con Jorge Valdano y Miguel Pardeza", agregó.

Para los que dan a las rotaciones parte de culpa, Pellegrini recordó: "dejamos de rotar en Sevilla y Milán y perdimos los dos partidos". Y aseguró que la prensa dice, "como con las concentraciones justo al revés", desmintiendo que a sus jugadores les molestase ir al hotel de concentración la noche previa al partido en Alcorcón.

Insistiendo reiteradamente en que "la caída del técnico no es el camino", Pellegrini antepuso el trabajo a todo lo que está ocurriendo. "Se dice que me falta autoridad, que no manejo lo que pasa en el campo. No me preocupa, ni siento atacada mi persona. Lo conlleva el puesto. Intentan distorsionar lo que hago".

"Redoblo mi apuesta para que el Real Madrid haga el fútbol que la gente quiere ver. Ojalá tenga el tiempo suficiente, aunque sé que este club no da tiempo. Tengo la completa seguridad que el equipo va a disputar todo hasta el final del año", manifestó.

Totalmente convencido de "sacar el proyecto adelante", el chileno demostró ser el primer crítico con su labor. "Estaré feliz cuando con el trabajo bien realizado. Igual que cuando hay euforia no me creo el mejor, en momentos en los que los resultados no se dan siento preocupación".

"Cualquier presión mediática es la mitad de presión de la que me pongo para encontrar las causas de las derrotas. No me gustaría no ser técnico del Real Madrid. Continúo en el puesto con convicción, manteniendo la forma de trabajar con la que llegué a España hace cinco temporadas", concluyó.

EFE

COMENTAR
GUARDAR