"La destitución de Abel (Resino) era la única solución", dijo el presidente del Atlético de Madrid
Apuestas Futbolred
Archivo

"La destitución de Abel (Resino) era la única solución", dijo el presidente del Atlético de Madrid

Enrique Cerezo no se arrepiente de no haber vendido a Sergio Agüero y a Diego Forlán al principio de temporada y dijo que la salida del DT se decidió porque "los entrenadores viven de los triunfos".

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
29 de octubre 2009 , 03:23 a. m.

Cerezo, que habló de la situación deportiva e institucional del Atlético en el Foro Ferrándiz, afirmó que su equipo tiene "un magnífico plantel para luchar por algún título esta temporada", aunque "la complicada situación" vivida al inicio de la misma ha llevó al cese de Abel.

"Cuando se renovó a Abel había unanimidad total, pero los entrenadores viven de los partidos ganados. Es triste tomar una decisión pero a veces es mejor y empezar una cosa nueva. Aquel día llamamos a Pantic, Laudrup y Quique y el que más nos interesó fue Quique. No es ni primera ni cuarta opción. Nosotros tenemos que escuchar y ver las posibilidades que te pueden dar", señaló.

El presidente, que admitió que tendrá un mayor protagonismo a la hora de hacer fichajes aunque consultará al consejo de administración cuando tenga una oferta, insistió en que no se arrepiente de no haberse desprendido de jugadores como Agüero y Forlán, pese a haber tenido ofertas millonarias.

"Agüero y Forlán no han salido porque queremos hacer un equipo competitivo y grande, fuerte y consistente. Con ellos teníamos ya la prueba hecha. No me arrepiento de no haberlos vendido, si lo hubiéramos hecho nos habríamos quitado la deuda de un plumazo y con ellos la seguimos la aguantando", dijo.

Cerezo, que dijo que dependerá del nuevo entrenador si se hacen nuevos fichajes y admitió que el club "está interesado" en el jugador del Arsenal Fran Mérida, también reconoció su "tristeza por no haber podido ganar nada en estos diez años" aunque no descartó "que el Atlético pueda dar la campanada".

"Desgraciadamente no hemos tenido la suerte que a veces nos hemos merecido. Yo ni juego ni meto los goles. Me pueden acusar de lo que traemos pero nadie compra algo pensando que es malo, a pesar de este lapsus de comienzo de temporada creo que remontaremos", señaló.

Preguntado por su relación con el consejero delegado, Miguel Ángel Gil Marín, y la ausencia de éste en el palco durante los partidos Cerezo indicó que durante los últimos cinco han "trabajado para que el Atlético llegue lo más lejos posible".

"Miguel Ángel se pone muy nervioso y enferma y por eso no ve los partidos en el palco. No discrepo mucho de él, la experiencia que tengo de estos es fantástica. Nos llevamos muy bien y no hay ningún problema entre nosotros. Si él se va creo que yo también me iría y si yo me marcho creo que él también", dijo.

Alcobendas (Madrid)
EFE

COMENTAR
GUARDAR