Rionegro se hizo más líder y dejó a Bogotá en 'cuidados intensivos': 2-1
Apuestas Futbolred
Archivo

Rionegro se hizo más líder y dejó a Bogotá en 'cuidados intensivos': 2-1

Mientras el cuadro antioqueño se perfila como el finalista por este Cuadrangular A, el bogotano quedó virtualmente eliminado: debe ganar los tres próximos partidos.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
21 de octubre 2009 , 01:58 p. m.

El partido disputado este miércoles en el estadio Carlos Alberto Duque de La Ceja prácticamente definió la suerte de ambos elencos en la fase semifinal de la Copa Premier II. Mientras Rionegro apunta a disputar una nueva final y le apuesta a otra oportunidad para ascender a la máxima categoría, Bogotá quemó sus últimos cartuchos y casi le dijo adiós a la temporada 2009.

 

Con este resultado, el conjunto de Albeiro García, que clasificó a los cuadrangulares en la última fecha de la fase regular, llegó a 7 puntos, mientras que Bogotá, que acumula dos derrotas en tres juegos, se enterró en el último puesto, con apenas una unidad. La única opción para los capitalinos sería ganar los 9 últimos puntos para sumar 10 y esperar que Rionegro no gane ningún otro partido y al menos pierda uno. Pero, claro, también depende de lo que hagan Atlético La Sabana e Itagüí Ditaires, los otros integrantes del grupo.

 

Los 'leones del oriente' supieron aprovechar muy bien su condición de locales y, con dos triunfos seguidos, dieron un paso muy importante en su aspiración de llegar de nuevo a una final. Ahora, con dos juegos seguidos a domicilio, deberán sumar algo para tratar de rematar la faena en la última fecha, cuando reciben la visita de las 'águilas doradas'. Por lo pronto, todo le ha salido a la perfección a Rionegro, que está exhibiendo la jerarquía y la experiencia que se requieren para sobresalir en estos torneos cortos.

 

Dejando atrás los graves problemas administrativos y económicos que lo aquejan, Rionegro sigue dando cátedra en el campo de juego. Los jugadores entendieron que la mejor forma de ayudarse era clasificar a la final y pelear el ascenso directo a la Primera División, y están en buen camino de conseguir el objetivo. Con esa actitud, precisamente, salieron a enfrentar a un Bogotá que llegaba golpeado, con un solo punto de 6 disputados y con la necesidad de sumar para seguir con vida en los cuadrangulares.

 

Pero, fue el dueño de casa el que, producto de su iniciativa, golpeó primero. Con solo una docena de minutos transcurridos, Gustavo Rúa, que había anotado el pasado fin de semana, volvió a reportarse en la portería contraria para abrir la cuenta. Un duro golpe para el visitante, que todavía no se acomodada en el terreno de juego y ya estaba obligado a cambiar su estrategia y buscar el arco contrario. 

 

La supremacía de los albirrojos se ratificó poco después de la media hora, cuando Jair Mejía transformó en gol el cobro de un tiro penalti decretado por el árbitro bolivarense Ulises Arrieta. Un 2-0 que le daba tranquilidad al local y que, sobre todo, se hacía demasiado largo para Bogotá, que no encontraba la forma de llevar peligro sobre el pórtico antioqueño. Con ese marcador se cerró una primera parte que fue ampliamente favorable para los de Albeiro García.

 

En el arranque de la segunda parte, cuando se esperaba una reacción de Bogotá, las adversidades continuaron: David Silva, su creativo y eje ofensivo, fue expulsado tan solo a los 4 minutos. Así, entonces, para los de Oswaldo Durán (que vio el partido desde la tribuna por encontrarse suspendido) se hizo cuesta arriba y lo que había que evitar era una goleada. Con desventaja en el marcador y un hombre menos, las posibilidades del conjunto capitalino quedaron supeditadas a un contragolpe.

 

Rionegro no se apuró ni se desesperó, a sabiendas de que tenía el triunfo en el bolsillo. Así, dejó transcurrir el reloj a la espera del pitazo final. Sin embargo, los últimos 10 minutos ofrecieron varias novedades. A los 39 minutos, Rionegro sufrió la expulsión de Johan Muñoz, con lo que los dos equipos quedaron con 10 jugadores. Luego, a los 43, Wilberto Cosme logró el tanto del descuento. Y, ya en tiempo de reposición, Javier Cuero, del visitante, también vio la tarjeta roja.

 

Ahora, contra la pared, obligado a ganar o ganar, y también a esperar, Bogotá recibirá a este mismo Rionegro el próximo sábado en el estadio Alfonso López Pumarejo, de la Universidad Nacional, en la capital de la República. Será la última oportunidad para los 'leones', que en caso de perder algún punto quedarán eliminados de estos cuadrangulares a los que tanto trabajo les costó llegar.

 

COMENTAR
GUARDAR