Chile, de vuelta a un Mundial gracias al trabajo de un DT obsesivo como Marcelo Bielsa
Apuestas Futbolred
Archivo

Chile, de vuelta a un Mundial gracias al trabajo de un DT obsesivo como Marcelo Bielsa

Con un estilo ofensivo al que no renunció ni en la derrota, una apuesta por jugadores jóvenes, eficaces instrumentos de sus ideas, Bielsa hizo protagonista de las eliminatorias a la 'Roja'.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
10 de octubre 2009 , 02:39 p. m.

La selección sub'20 que fue tercera en el Mundial de Canadá 2007 aportó a Bielsa figuras como Alexis Sánchez, Gary Medel, Gonzalo Jara, Arturo Vidal, Carlos Carmona o Mauricio Isla, que junto a otros emergentes, como Matías Fernández, Jean Beausejour, Jorge Valdivia, más la rica madurez de Humberto Suazo, Mark González o Waldo Ponce, conformaron una plantilla que hizo realidad el objetivo del 'Loco'.

Un objetivo cumplido a medias, pues en la mente de Bielsa ya arden las tácticas y jugadas estratégicas a utilizar en un Mundial que en este largo y angosto país se vislumbra como un hito histórico.

Antes de Sudáfrica, la 'Roja' estuvo en los mundiales de 1930 (Uruguay), 1950 (Brasil), 1962 (Chile), 1966 (Inglaterra), Alemania (1974), España (1982) y Francia (1998).

La selección de Chile fue colista en las eliminatorias para Corea-Japón 2002 y séptima en el camino a Alemania 2006 y tras una participación en la Copa América 2007 que terminó en un escándalo disciplinario en Venezuela, nadie apostaba por una eventual clasificación a Sudáfrica.

La historia dice que en las eliminatorias a Francia'98, las primeras disputadas con el sistema de todos contra todos, Chile se clasificó gracias a una mejor diferencia de gol, pues quedó igualado en 25 puntos con Perú, gracias a un 3-0 sobre Bolivia en la última jornada.

La relación de Chile con los mundiales nació en la primera edición, Uruguay 1930, en la que no hubo eliminatorias, sino invitados y la 'Roja', dirigida por el húngaro Jorge Orth, ganó a México (3-0) y a Francia (1-0) y perdió ante Argentina (1-3).

La renuncia de Argentina le permitió a Chile estar en el Mundial de Brasil 1950, donde dirigido por un periodista, Alberto Buccicardi, perdió ante Inglaterra (0-2) y España (0-2) y ganó a Estados Unidos (5-2).

En 1962, Chile fue el anfitrión de una Copa del Mundo y estuvo a la altura, pues, bajo la dirección de Fernando Riera, fue tercero, al ganar a Yugoslavia por 1-0, en la definición.

La 'Roja' ganó a Suiza (3-1) e Italia (2-0) y perdió ante Alemania Federal (0-2) en la primera ronda; en cuartos de final ganó a la Unión Soviética (2-1) y en semifinales cayó ante Brasil (2-4).

A Inglaterra'66 y con Luis Álamos en el banco, Chile se clasificó tras un partido de desempate contra Ecuador, jugado en Lima y que ganó por 2-1. Ya en el Mundial, se quedó en la primera ronda, tras jugar ante Italia (0-2), Corea del Norte (1-1) y la Unión Soviética (1-2).

Luis Álamos también condujo a Chile a Alemania'74, pero debió definir contra Perú en Montevideo (2-1) la pasada a una repesca contra la Unión Soviética, a la que visitó en un ambiente enrarecido, tras el golpe militar del 11 de septiembre de 1973.

En Moscú, el 26 de septiembre, la 'Roja' empató 0-0, pero la URSS no viajó y perdió por no presentación el partido de vuelta, que se disputaría en noviembre en el Estadio Nacional de Santiago, recién vaciado de miles de presos políticos de la dictadura, que lo usó como campo de concentración y torturas.

En Alemania, Chile tampoco pasó la primera ronda, tras jugar contra el dueño de casa (0-1), República Democrática Alemana (1-1) y Australia (0-0).

Dirigida por Luis Santibáñez, la 'Roja' llegó a España'82 con las apuestas a favor, tras clasificar invicta y sin goles recibidos en el Grupo 3 sudamericano, integrado además por Ecuador y Paraguay.

En España, la aventura fue breve: Austria (0-1), Alemania Federal (1-4) y Argelia (2-3) y adiós a un Mundial que en Chile sólo se recuerda hoy por el penalti que falló Carlos Cazsely ante Austria y que, 27 años después, aún persigue como sombra maléfica al ya retirado goleador.

Pasaron dieciséis años hasta Francia'98, donde, bajo la dirección del uruguayo Nelson Acosta, Chile alcanzó los octavos de final por primera vez fuera de casa, tras empatar con Italia (2-2), Austria (1-1) y Camerún (1-1) en la primera fase.

La aventura francesa terminó el 27 de junio en el Parc des Princes, de París, donde la 'Roja' Chile cayó por 4-1 ante Brasil.

Francia significó para Chile el retorno a la máxima fiesta del fútbol, tras haber estado ausente de Estados Unidos'94, a causa del escándalo protagonizado por el portero Roberto Rojas en el estadio Maracaná, de Río de Janeiro, en las eliminatorias de Italia'90.

El 3 de septiembre de 1989, faltaban 20 minutos para el término, Brasil ganaba por 1-0 un partido que obligaba a ambos, igualados en la clasificación, al triunfo, cuando cayó una bengala de las gradas y el portero chileno se desplomó, para emerger después de la nube de humo con la cara sangrante.

Rojas en realidad se había cortado con un bisturí que llevaba en un guante. El timo se descubrió y aunque los responsables fueron castigados, el país entero lo pagó por años, convertido en paria del fútbol mundial.

Hoy todo es historia y los aficionados chilenos, encandilados con Marcelo Bielsa, al que un grupo declaró santo y otro propuso como candidato a la presidencia, celebran y se endeudan reservando pasajes a Sudáfrica, donde esperan integrar la "marea roja" que ha acompañado a la selección en cada capítulo de este proceso, dentro y fuera de Chile.

EFE

COMENTAR
GUARDAR