Panorama del Grupo B: la obligación es de Bucaramanga y Unión
Apuestas Futbolred
Archivo

Panorama del Grupo B: la obligación es de Bucaramanga y Unión

Tres equipos que militaron en la Primera División y un debutante absoluto en estas instancias conforman un cuadrangular en el que no hay un favorito claro.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
10 de octubre 2009 , 06:57 a. m.

Si fuera por los antecedentes de los enfrentamientos directos entre los cuatro integrantes del grupo, el finalista debería ser Bucaramanga: a todos los enfrentó con saldo de tres triunfos, dos empates y apenas una derrota, para contabilizar 11 de 18 puntos (61,1 por ciento de rendimiento). Sin embargo, el cuadro 'leopardo' ya demostró en el primer semestre que el favoritismo no le cae bien y que, por el contrario, el exceso de presión lo hace vulnerable.

 

En la primera parte de la temporada, cabe recordarlo, el equipo de Jesús 'Kiko' Barrios, con una nómina mejor que la actual, fue el primero de la fase de Nonagonales. Pero, al llegar los cuadrangulares se le perdió el libreto: cayó en 5 de los 6 partidos y ni se asomó a la esperada final. Ahora, después de cumplir una irregular campaña, de clasificar apenas en la fecha 17, Bucaramanga vuelve a apostarle a la final en medio de un ambiente poco favorable: sus jugadores amenazan con parar debido a lo que ellos llaman las mentiras y el incumplimiento de los directivos.

 

Es fuerte en casa (este semestre se encuentra invicto) y posee la mejor delantera de la Copa Premier II, con 37 goles anotados. Marlon Francisco Díaz (11), Santiago Silvera (5), John Ulloque (3) y hasta Édgar Ramos (3) se conjugaron para darle reiteradas alegrías a una exigente afición que no concibe algo diferente que el ascenso directo al final de la temporada. Esa presión, justamente, es su talón de Aquiles, pues al mínimo tropezón le sigue un aluvión de críticas que ya han demostrado ser capaces de desestabilizar al grupo.

 

Tiene la ventaja de que solo saldrá de su casa en dos oportunidades, para ir a Santa Marta y Villavicencio y que a Real Santander le ganó tres de los cuatro partidos que jugaron a lo largo del año (el otro lo empató). Además, los tres últimos encuentros los jugará en casa, con el clásico contra los albos en la quinta jornada; cerrará de local. Lo dicho: si fuera por los antecedentes, por lo que se observa en el papel, Bucaramanga debería ser el finalista del Cuadrangular B. Pero, habrá que ver.

 

Es que Unión Magdalena también va por lo suyo. El cuadro samario era uno de los mejores candidatos al título hasta hace cuatro fechas, cuando entró en un hoyo negro del que todavía no pudo salir. Asumió el liderato, contabilizaba apenas una derrota y ofrecía un buen fútbol, de ese que les gusta a los aficionados de Santa Marta. Pero, sin mayores explicaciones, el elenco de Carlos Silva se vino abajo y comenzará esta instancia semifinal con una seguidilla de cuatro derrotas a cuestas.

 

Fue tan flojo su cierre de campaña, que hasta perdió el invicto como ostentó durante 13 meses y unos pocos días (Academia lo venció 3-2). Tenía le mejor delantera, pero en esos últimos 360 minutos apenas cantó 4 goles y su defensa, hasta ese momento la más sólida, permitió 9. Entonces, con esos antecedentes recientes, su opción es incierta. Sin duda, su gran fortaleza está como local, porque sacar siquiera un punto en Santa Marta a veces resulta una hazaña. Pero, como visitante en este segundo semestre quedó en deuda.

 

A sus tres rivales los enfrentó dos veces a lo largo de la temporada y el saldo no es favorable: apenas 8 puntos de 18, para un rendimiento del 44,4 por ciento. Además, en ocasiones anteriores tampoco dio la talla en esta instancia semifinal cuando era favorito, así que no es un equipo confiable. Desde que regresó al torneo de ascenso en 2006, Unión Magdalena todavía no disputó un final. Su mejor actuación desde entonces fue en el primer semestre del año pasado, cuando jugó la final con Rionegro, y perdió ambos partidos. En los cuadrangulares del primer semestre de este año, el 'ciclón' fue último de su grupo, en una decepcionante actuación.

 

Centauros es el tercer integrante de este Cuadrangular B que militó en la Primera División: lo hizo durante una sola temporada, la de 2003, para luego volver a caer en el torneo de ascenso. La última vez que estuvo en la instancia semifinal fue en el primer semestre del año pasado, cuando el cupo a la final lo obtuvo Unión Magdalena y el cuadro llanero terminó en el tercer lugar (también superado por Bogotá).

 

Luego de ocupar la penúltima casilla de su Nonagonal en el primer semestre, con algunos retoques en la nómina el elenco de Eduardo 'El Abuelo' Cruz se convirtió en gran protagonista de la Copa Premier II. Durante las primeras cinco fechas acreditó rendimiento perfecto, antes de encajar la primera derrota de la campaña en Bogotá contra Academia (2-3). Cerró su participación con un empate y dos derrotas, incluida una en su patio (1-2 con Atlético La Sabana), para dejar un mal sabor en su afición.

 

Ofreció dos caras bien diferentes a lo largo de la Copa Premier II: una primera vuelta muy positiva, siendo líder indiscutido, con el mayor número de victorias, una delantera temible y una sólida defensa; y una segunda vuelta llena de irregularidades, con solo dos victorias, cuatro empates y tres caídas. Perdió el equilibrio de los primeros 9 partidos y a su delantera se le mojó la pólvora, al anotar solo 7 goles en 9 partidos (su defensa encajó igual número).

 

El último integrante del Cuadrangular B es Real Santander, que por primera vez en su corta historia en el fútbol profesional colombiano avanzó a la fase semifinal. De hecho, esta de la Copa Premier II es su mejor campaña histórica y, como en el caso de sus rivales de turno, no estuvo exenta de irregularidades. Durante las primeras cinco fechas, fue el conjunto revelación, pero apenas cayó en su casa en el clásico contra Bucaramanga el equipo se vino abajo.

 

Una crisis de resultados que se prolongó durante varias jornadas y que terminó con la salida del técnico Martín Peluffo, que lo había conducido durante el último año y medio. Asumió las riendas Johan Meza que, tras un flojo comienzo, logró recuperar la senda ganadora y logró la histórica clasificación. Los antecedentes, sin embargo, no le favorecen: las seis veces que se midió este año a Unión Magdalena y Bucaramanga significaron dos empates y cuatro derrotas (a Centauros no lo enfrentó).

 

Posee la nómina más discreta del grupo y con avanzar a los cuadrangulares ya salvó la temporada. Sin embargo, sería un error descartarlo por su condición de novato o por los resultados recientes, pues ya Real Santander demostró atrevimiento y hambre de gloria. Si consigue vencer el 'miedo escénico' y hace respetar la casa, está en capacidad de dar una sorpresa o, cuando menos, enredarle la vida a alguno de los favoritos.


Carlos Eduardo González Ll.
Especial para FUTBOLRED
 

COMENTAR
GUARDAR