Expreso Rojo y Alianza Petrolera se miden en un partido que nada define
Apuestas Futbolred
Archivo

Expreso Rojo y Alianza Petrolera se miden en un partido que nada define

Al dueño de casa, ya eliminado, no le queda más que despedirse de su afición con una victoria que permita borrar en algo la tristeza de una dolorosa eliminación.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
06 de octubre 2009 , 08:17 a. m.

Si bien los partidos se ganan en el terreno de juego y nada importa lo que digan los antecedentes, la de Expreso Rojo es una historia de no creer. A seis fechas del final de la Copa Premier II, de todos los equipos que buscaban su clasificación en el Grupo B era el que, sobre el papel, tenía el mejor calendario: ya no se mediría a Centauros y Unión Magdalena, los mejores de la zona, y rivalizaría con rivales directos y/o eliminados.

 

Sin embargo, en las últimas cinco fechas el equipo dirigido por Cristian Díaz (reemplazó en la recta final al vallecaucano Félix Valverde Quiñones) registró un triunfo, tres empates y una derrota que lo dejaron por fuera de los cuadrangulares. Lo más doloroso es que esas paridades que costaron la eliminación fueron en su casa, donde el semestre pasado se había mostrado sólido. Y, claro, de nada le sirvió la victoria del pasado fin de semana en Palmira, porque ya matemáticamente no puede llegar a la zona de clasificación.

 

Como ocurrió con prácticamente todos los equipos participantes en el torneo, Expreso Rojo no pudo abandonar la tendencia de la irregularidad y, por eso, sus posibilidades se fueron apagando poco a poco. Las frecuentes sanciones por indisciplina y el bajo rendimiento individual y colectivo atentaron contra los intereses del conjunto de Zipaquirá, que en el primer semestre estuvo muy cerca de llegar a la final. Ahora, en cambio, lo único que le queda es obtener una victoria sobre el colero Alianza Petrolera para despedirse de su afición y comenzar a pensar en el 2010.

 

Para el cuadro 'petrolero', mientras, es un alivio saber que el de este miércoles en el estadio Los Zipas es el último partido de un terrible 2009. El equipo de Barrancabermeja cumplió este año una campaña que pasó a los anales del fútbol colombiano por lo mala, llena de antirrécords y momentos para olvidar. Aunque acabó con su sequía de triunfos, que se extendió por más de 10 meses y durante 27 partidos, el combinado aurinegro nunca pudo salir del último lugar de la tabla de posiciones.

 

A Expreso Rojo le queda la satisfacción de un primer semestre positivo, pero también la frustración de un segundo con más sinsabores que alegrías y, sobre todo, con una dolorosa eliminación a cuestas. En Alianza Petrolera, por su parte, hay muy poco para rescatar y sí mucho para replantear de cara a un 2010 que sus hinchas esperan sea bien diferente para este, uno de los más antiguos inquilinos del torneo de ascenso.

 

COMENTAR
GUARDAR