Barranquilla hizo su 'milagro': venció a Patriotas (2-1) y sigue con vida
Apuestas Futbolred
Archivo

Barranquilla hizo su 'milagro': venció a Patriotas (2-1) y sigue con vida

Un penalti discutido por el equipo visitante, pitado a los 45 minutos del segundo tiempo, les dio a los 'tiburones' la posibilidad de llegar vivos a la última fecha del torneo.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
04 de octubre 2009 , 05:57 a. m.

La posibilidad de clasificación del cuadro costeño, sin embargo, es bastante enredada. Debe ganar en su visita al superlíder Itagüí Ditaires, que llegará a ese duelo con tres derrotas en serie y disminuido por expulsiones, y esperar que Real Santander y Boyacá Patriotas pierdan sus juegos. Los santandereanos reciben la visita del eliminado Palmira y los boyacenses, al colero Dépor Aguablanca. A Bogotá ya no podrán superarlo, en virtud del gol diferencia (+10 a -1), salvo que ocurriera algo extradeportivo.

 

Virtualmente eliminado desde hace varias fechas (porque está abocado a ganar todos los puntos en disputa y, además, a depender de otros resultados), Barranquilla todavía cree en milagros. Y es que lo ocurrido este sábado en el estadio Romelio Martínez fue algo parecido a uno de ellos. Por eso, tan pronto el árbitro antioqueño Gustavo González hizo sonar su pito para marcar el final del partido, jugadores y cuerpo técnico se fundieron en un abrazo y dieron rienda suelta a una celebración similar a la consecución de un título.

 

No fue un juego fácil para ninguno de los dos, pero los mayores obstáculos los debió sortear el dueño de casa, que estaba urgido de la victoria para no quedar por fuera de la carrera en procura de un cupo a los cuadrangulares. El visitante, tal y como lo había hecho en presentaciones recientes, le apostó al manejo del balón, a defenderse en su propio campo y tratar de contragolpear con el máximo artillero del torneo el samario Ervin Carrillo.

 

De la mano de jugadores experimentados como Carrillo, Róbinson Muñoz, Rubén Darío Velásquez, Cristian Racero, Ánuar Guerrero y el uruguayo Daniel Gamarra, el elenco dirigido por Eduardo Julián Retat se las ingenió para mantener a su rival lejos de su propio arco. Barranquilla lo intentaba, pero sin la precisión necesaria y, sobre todo, sin la contundencia requerida en la puntada final. Pero, de tanto intentarlo al fin pudo abrir la cuenta cuando expiraba la primera parte. Fue gracias a una habilitación del espigado Emil Cardales que el creativo Alan Navarro tradujo en el esperado grito de gol.

 

En la segunda parte, sin embargo, el visitante hizo valer la mayor experiencia de sus jugadores, que conforman la mejor nómina del torneo de ascenso, y logró llegar al empate. Fue antes de cumplirse el primer cuarto de hora, cuando Guerrero habilitó al 'Alpinito' Carrillo para que pusiera el 1-1 en la pizarra y aumentara a 14 su acumulado en la tabla de goleadores. Luego, Boyacá Patriotas volvió a la estrategia del arranque: esperar y contragolpear.

 

El empate estaba prácticamente cerrado, y de paso liquidadas todas las ilusiones de clasificación de los locales, cuando el árbitro González pitó un penalti que le cambió el rumbo al partido. Corría el minuto 45 del segundo tiempo y la razón de la sanción fue una mano dentro del área que fue protestada airadamente por todos los jugadores visitantes. El capitán Víctor Barraza, uno de los más experimentados del cuadro de casa, no desperdició la oportunidad y alcanzó el tanto de la victoria.

 

Fue un castigo para Boyacá Patriotas, que con una nómina mejor que la de Barranquilla apeló a la especulación y terminó derrotado. Ahora, el cuadro boyacense deberá vencer al colero Dépor Aguablanca y esperar que Bogotá y Real Santander no hagan lo propio. Si empata, necesita que el conjunto santandereano pierde en casa con el eliminado Palmira para superarlo por el gol diferencia.

COMENTAR
GUARDAR