Expreso Rojo derrotó 1-0 a Palmira, pero igual quedó eliminado
Apuestas Futbolred
Archivo

Expreso Rojo derrotó 1-0 a Palmira, pero igual quedó eliminado

Este juego significó el fin de las aspiraciones de ambos conjuntos en esta Copa Premier II. El único tanto lo marcó Felipe Cabanillas, a los 25 minutos del primer tiempo.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
04 de octubre 2009 , 05:52 a. m.

El partido intergrupos de la decimaséptima jornada de los Nonagonales por Sorteo fue lapidario para sus protagonistas. A Palmira le quedaba una remotísima y muy enredada opción de clasificación que se echó a perder con la segunda derrota en casa en lo que va corrido del torneo. A Expreso Rojo, mientras tanto, el triunfo no le sirvió porque Rionegro, Atlético La Sabana y Academia hicieron lo propio y ya no puede darles alcance.

 

Palmira estaba en cuidados intensivos y con respirador artificial desde hace varias fechas y su eliminación matemática solo era cuestión de tiempo. Igual, en el campo de juego el equipo no ofrecía la respuesta futbolística adecuada como para pensar en milagros y, entonces, no hubo posibilidad de cambiar el rumbo del destino. La pésima campaña como visitante (todavía no sumó en ocho salidas) y los puntos cedidos en casa fueron un lastre que, a la postre, hundió la ilusión.

 

El visitante, que a seis fechas del final parecía ser el más favorecido del Grupo B en virtud de un calendario cómodo que le permitía enfrentar a rivales a los que superaba en la tabla de posiciones, no llegó al estadio Rivera Escobar a especular. Es que, de hecho, no podía hacerlo, porque lo único que le servía era ganar. Ganar, rezar y esperar. Por eso, desde el pitazo inicial el elenco rojiblanco asumió la iniciativa y, por eso también, a los 25 minutos encontró premio a su actitud.

 

En efecto, a esa altura, cuando el local nada podía hacer para evitar el dominio ejercido por su rival, Cabanillas consiguió abrir la cuenta. Un tanto que llenó de desconcierto a Palmira, que se llenó de nervios y se lanzó al ataque con desespero en procura del empate. No solo no lo consiguió, sino que en el tiempo de reposición del primer tiempo se salvó de que Expreso Rojo aumentara la cuenta. Fue cuando Fabián Prieto erró un tiro penalti que pudo sentenciar el juego.

 

En el período complementario, Palmira hizo su mejor esfuerzo en procura de un empate que no llegó y Expreso Rojo se dedicó a administrar el marcador a su favor, a la espera de un contragolpe para liquidarlo. Pero, nada de eso ocurrió. El local una vez más mostró todas sus limitaciones ofensivas y el visitante también fue perdiendo el impulso a sabiendas de que el resultado no le evitaba la eliminación.

 

Triste final para dos equipos que en el primer semestre supieron ser protagonistas y que disputaron los cuadrangulares y que en la segunda parte del año se condenaron por culpa de su irregularidad. El elenco vallecaucano, sumido en una crisis administrativa y deportiva, terminará la campaña visitando al Real Santander, mientras que el cuadro cundinamarqués se despedirá de su afición cuando reciba al colero Alianza Petrolera.

COMENTAR
GUARDAR