A Bogotá y Valledupar solo les sirve ganar, rezar y esperar
Apuestas Futbolred
Archivo

A Bogotá y Valledupar solo les sirve ganar, rezar y esperar

Luego de consumar la hazaña de ganarle de visitante al superlíder Itagüí Ditaires, el conjunto capitalino tiene que ganar en casa para seguir con vida hasta la última fecha.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
02 de octubre 2009 , 09:09 a. m.

Aunque ningún partido es fácil, y menos en las actuales circunstancias, cuando hay varios equipos jugándose la clasificación a los cuadrangulares, lo cierto es que Bogotá ya hizo lo más complicado: derrotar al mejor elenco del torneo, en su propio patio. Luego de más de un año sin ganar por fuera de la capital de la República, los dirigidos por Oswaldo Durán rompieron el ayuno y conquistaron una victoria que les permite seguir dando la pelea. 

El problema para los capitalinos es que los puntos perdidos en casa (dos empates y dos derrotas) ahora pesan demasiado y no dependen de sí mismos. Para regresar a la siguiente fase del torneo, de la cual han estado ausentes en los dos últimos semestres, los 'leones' necesitan ganar todo lo que les queda (cierran en casa de Academia) y esperar que Boyacá Patriotas y Real Santander tropiecen. 

La ventaja para el cuadro capitalino es que, luego de muchas fechas, el técnico Durán podrá contar con toda su plantilla, a excepción de los jugadores que se encuentran lesionados. Para este sábado, Bogotá, que ha sido uno de los equipos más indisciplinados del torneo, no tiene sancionados. Entonces, está la opción de repetir formación y tratar de conseguir una victoria que les dé otros 90 minutos de vida en el certamen, a la espera de una ayuda ajena en la última jornada. 

Si bien hay una microscópica opción para que Valledupar siga en carrera en el torneo, la combinación que sería necesaria es posible únicamente en una novela: debe ganar sus dos partidos por amplio marcador (para revertir el -9 en el gol diferencia) y esperar que Boyacá Patriotas y Real Santander pierdan los suyos, que Bogotá no gane y que Barranquilla no triunfe dos veces. ¿Complicado? No, imposible en la práctica. 

Sin embargo, y a pesar de que todo está en su contra, la plantilla y el cuerpo técnico de Valledupar cree que todo es posible. Y se aferran a lo ocurrido en los dos últimos juegos: vencieron sucesivamente a los dos mejores equipos del torneo, Itagüí Ditaires (2-0) y Unión Magdalena (1-0). A los antioqueños les arrebataron un invicto de 15 fechas y a los samarios les propinaron una segunda derrota en serie. Ahora, en un ambiente adverso como el de la fría y elevada capital de la República, apelan otra vez a la ayuda divina. 

Además, los antecedentes recientes dan para que los vallenatos se ilusionen: no perdieron contra Bogotá en sus dos últimas visitas a la capital: fueron sendos 0-0, el 20 de agosto de 2008 y el 7 de febrero pasado.

COMENTAR
GUARDAR