Valledupar sí cree en milagros y ahora va por la victoria contra Unión Magdalena
Archivo

Valledupar sí cree en milagros y ahora va por la victoria contra Unión Magdalena

A 5 puntos del cuarto lugar del Grupo A y con el peor balance en el gol diferencia (-9), el cuadro vallenato le apuesta a un milagro: ganar 9 de 9 y esperar.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
29 de septiembre 2009 , 09:32 a.m.

Si bien sobre el papel existe una mínima opción matemática para el cuadro de Juan Carlos Nieves, la realidad futbolística indica que está eliminado de los cuadrangulares que se avecinan.

Es que los malos resultados obtenidos en casa, donde empató un encuentro y perdió otros dos, y el flojo recaudo a domicilio (solo una victoria) pusieron a los vallenatos contra la pared, abocados a un milagro.

Para aquellos que son creyentes, el milagro ya obró: fue el pasado fin de semana, cuando los verdiblancos vencieron por 2-0 a Itagüí Ditaires, el superlíder, y le arrebataron el invicto que ostentaba a lo largo de 15 fechas.

Fue el partido del colero contra el puntero y, como en la fábula bíblica, David venció a Goliat. Por eso, los hasta ahora incrédulos hinchas cesarenses ahora creen que todavía se puede clasificar, algo que podría dilucidarse en la tarde este miércoles en el estadio Armando Maestre Pavajeau.

Ahora el rival de turno es Unión Magdalena, que acaba de perder por segunda ocasión en el semestre, en su visita a Rionegro (1-2). Los samarios, de paso, cedieron el comando del Grupo B a Centauros, aunque no sufrieron tropiezo alguno porque su clasificación a los cuadrangulares estaba asegurada de antemano.

Ahora, entonces, intentarán recuperarse del revés del fin de semana y, de paso, enterrar las escasas opciones de su anfitrión.

Tras su victoria sobre Palmira, en la ciudad señorial, el pasado 6 de septiembre, Valledupar parecía encarrilarse hacia la clasificación.

Sin embargo, a ese triunfo le siguieron las derrotas contra Real Santander (1-2, de local) y Boyacá Patriotas (0-2, de visitante). Así, el onceno verdiblanco regresó a lo más bajo de la tabla de posiciones del Grupo A, condenado a la eliminación.

Hasta que se apareció esta sorprendente e inesperada victoria sobre Itagüí Ditaires, que llegó a la capital mundial del vallenato con una nómina emergente. Pero, más allá de las connotaciones mediáticas que trajo ese triunfo, el presente de Valledupar no es para hacer fiestas.

Ni siquiera ganando los tres últimos encuentros, con lo que llegaría a 25 puntos, tiene asegurada la clasificación. Entonces, e independientemente de lo que ocurra en esta recta final del torneo, lo más seguro es que ese partido contra el superlíder quede nada más como una anécdota y no como el comienzo de una gran hazaña.

A Unión Magdalena, sin afanes en la tabla de posiciones, solo le queda pujar por el comando del grupo: está a un punto de Centauros, que tiene un duro partido contra Juventud Soacha en la capital de la República.

Los samarios, en todo caso, se han mostrado como el equipo de mayor regularidad y mejor nivel en su grupo, con la delantera más efectiva (31 goles) y la defensa más sólida (12 tantos encajados). Una victoria por bando y un empate son el registro de los más recientes encuentros de estos dos equipos en Valledupar.

COMENTAR
GUARDAR