Cortuluá y Dépor disputan un clásico que no tiene incidencia alguna
Archivo

Cortuluá y Dépor disputan un clásico que no tiene incidencia alguna

Eliminado de toda posibilidad, al campeón del primer semestre no le queda otra tarea que tratar de cerrar el torneo de la manera más decorosa posible.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
24 de septiembre 2009 , 10:00 a.m.

Ni el más pesimista de los hinchas del Cortuluá, aquellos que el pasado 20 de junio daban la vuelta olímpica tras esa prolongada y dramática definición con tiros desde el punto penalti en Itagüí, se imaginaba que su equipo iba a vivir, tan solo tres meses después, la otra cara de la moneda.

Tras una muy mediocre campaña, el elenco de Fernando Velasco se quedó por fuera de los cuadrangulares y ahora deberá esperar que se corone el campeón del segundo semestre para luchar en la gran final de la temporada por el cupo directo a la Primera División.

Es cierto que Cortuluá no tuvo tiempo para descansar entre un torneo y otro, que tampoco hubo posibilidad de realizar una pretemporada (pues el segundo certamen arrancó el 4 de julio) y que esos inconvenientes hicieron mella.

Sin embargo, la verdad es que el equipo nunca despegó. Por ahí luego de la victoria 3-1 sobre Academia, en la capital de la República, hizo pensar que podía concretar la gran remontada, pero fue una ilusión efímera: al siguiente partido igualó sin goles con Juventud Soacha, como local, y el pasado fin de semana fue goleado 1-4 por Atlético La Sabana.

Así, entonces, pese a la buena nómina, Cortuluá no pudo evitar una eliminación que se cocinó a fuego lento desde las primeras jornadas. Y, lo peor, ahora se quedará inactivo durante las semanas en que se desarrollan los cuadrangulares y la final del segundo semestre, a la espera del rival para disputar el título de la temporada.

Los partidos que definirán al mejor de 2009 en el torneo de ascenso se jugarán, de acuerdo con la programación prevista, el miércoles 25 y el sábado 28 de noviembre. Eso significa que el cuadro tulueño estará 'parado' durante seis semanas, a partir del 8 de octubre.

Menos halagüeño es el panorama de Dépor Aguablanca, que en todo el año no pudo salir del fondo de la tabla. El conjunto dirigido por Nelson Abadía, el técnico más expulsado de la Primera B, no fue capaz de levantar cabeza en todo el semestre, como tampoco lo había hecho en el certamen anterior.

Ni siquiera los sonados refuerzos de experiencia consiguieron torcer la tendencia negativa. Lo único que le queda al onceno caleño para salvar el honor es evitar ser el colero del grupo, un 'honor' que disputa con Valledupar.

Negro panorama para el fútbol vallecaucano en este segundo semestre en la Copa Premier: Cortuluá, el mejor de la primera campaña, quedó eliminado; Dépor Aguablanca, el representante de Cali, la capital, también se apeó prematuramente; y Palmira, el de la provincia, va camino de lo mismo.

COMENTAR
GUARDAR