El insípido 0-0 de Real Santander y Bogotá perjudicó al visitante
Archivo

El insípido 0-0 de Real Santander y Bogotá perjudicó al visitante

El empate no le sirvió a ninguno de los dos, aunque el cuadro de Floridablanca se mantuvo entre los cuatro mejores del Grupo A. Ahora, los capitalinos son quintos.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
20 de septiembre 2009 , 07:03 a.m.

No fue bueno el partido, el último que se jugó este año en el estadio Álvaro Gómez Hurtado de Floridablanca. En efecto, a raíz de las urgentes reparaciones que requiere el escenario, especialmente en su gramilla, de ahora en adelante Real Santander jugará como local en el estadio Alfonso López, de Bucaramanga. Una lánguida despedida de su afición, que sigue inconforme con el rendimiento del equipo y a la expectativa por la clasificación.

 

Pudo más el miedo a perder que la necesidad de ganar. Ninguno de los dos equipos tuvo claridad en el mediocampo ni certeza cuando se arrimaron al arco rival. La mayor parte del tiempo se jugó lejos de las porterías y la principal estrategia de ataque fue el pelotazo frontal, que ambas defensas controlaron con eficacia. Por eso, especialmente, las oportunidades de gol fueron contadas a lo largo de los 90 minutos: cuatro para el local, dos para el visitante.

 

Real Santander necesitaba el triunfo para alimentar su ilusión de asistir a los cuadrangulares por primera vez en su historia en el fútbol profesional colombiano. Sin embargo, este sábado fue inferior a ese compromiso. El de Johan Mesa esta vez fue un equipo timorato, sin ideas, que se conformó con el resultado y que se preocupó más por evitar una derrota en casa. Ni siquiera Sergio Romero, el hombre de los goles en el conjunto albo, tuvo una buena tarde y falló siempre que estuvo frente al pórtico rival.

 

Bogotá, que venía de conseguir una agónica victoria sobre Palmira, tampoco hizo demasiado por el resultado. Esta vez, el circuito ofensivo de Sebastián Ramírez, Harry Castillo y Wilberto Cosme, que reapareció luego de pagar una sanción, no funcionó. Los tres jugadores más peligrosos de la nómina dirigida por Oswaldo Durán estuvieron desconectados y, por eso, fueron escasas las ocasiones en las que Bogotá llegó con peligro a predios del local.

 

A medida que transcurrieron los minutos, tanto Real Santander como Bogotá dejaron ver que estaban conformes con el resultado, un punto que le sirvió más al local que continuó entre los cuatro mejores del Grupo A. En efecto, aunque perdió la tercera casilla a manos de Boyacá Patriotas, el cuadro de Floridablanca, que suma 20 puntos, es cuarto. Bogotá, por su parte, llegó a 18, pero cayó al quinto lugar y ahora tiene que remar contra la corriente para no ser eliminado.

 

El clásico metropolitano, contra Bucaramanga, es la próxima parada de Real Santander, con ocasión de la decimaquinta fecha de la Copa Premier II. Bogotá, por su parte, jugará el partido más importante del semestre, el de abrirse el camino de la clasificación o acercarse a la eliminación: recibirá a Boyacá Patriotas.

COMENTAR
GUARDAR