Palmira no se resigna: venció 2-1 a Bucaramanga y sigue vivo
Archivo

Palmira no se resigna: venció 2-1 a Bucaramanga y sigue vivo

El conjunto vallecaucano no se resigna a quedar eliminado y, más bien, aplazó la clasificación adelantada del visitante.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
20 de septiembre 2009 , 07:01 a.m.

Obligado a ganar los últimos cinco partidos del certamen para intentar el milagro de la clasificación, Palmira dio el primer paso, pero sigue lejos del objetivo. Está a 4 puntos del cuarto lugar, pero tiene que contar con lo que hagan Bogotá y Barranquilla, que también lo superan en la tabla de posiciones. Bucaramanga, por su parte, aplazó su llegada a los cuadrangulares, pero puede confirmarla en la próxima jornada.

 

Tras el despilfarro que le costó la derrota el pasado fin de semana en la capital de la República contra Bogotá, Palmira esta vez acertó en el arco rival con rapidez: a los 8 minutos, Jonathan Torres puso a celebrar a todos en la ciudad señorial. Un gol que sirvió para calmar la ansiedad,  pero que no frenó el ímpetu del cuadro de casa. Por el contrario, los dirigidos por Ramiro De la Torre continuaron atacando, en procura del tanto de la tranquilidad.

 

Y lo consiguieron, a los 18 minutos. Otra vez fue Torres el protagonista de la alegría, que plasmó la superioridad de los vallecaucanos sobre un tímido visitante. A sabiendas de que su clasificación es cuestión de tiempo, Bucaramanga lució apático, como si no estuviera interesado en lo que ocurría sobre el gramado del estadio Rivera Escobar. Y, claro, lo pagó caro, con un contundente 2-0 al cabo de la primera etapa.

 

En la segunda parte, Palmira trató de alargar la cuenta, pero sin descuidarse en la defensa, para evitar eventuales sustos. Como no pudo marcar el tercero, prefirió cuidar la ventaja y le cedió la iniciativa al visitante. Con la pelota en su poder y suficientes espacios para crear peligro, el visitante se demoró 21 minutos en llegar al descuento, conseguido a través de Cristian González. Sin embargo, hasta ahí le llegó el impulso.

 

La disminución de la ventaja puso en alerta a Palmira, que no quería volver a pasar malos ratos en su estadio, como hace dos semanas cuando permitió que Valledupar se llevara los 3 puntos. El técnico De la Torre tomó precauciones y el grupo de jugadores trabajó para quedarse con una victoria que les permite seguir con vida en procura del milagro de la clasificación. Su situación, sin embargo, sigue siendo muy comprometida y de aquí al final del torneo solo puede conjugar el verbo ganar.

 

La próxima parada de Palmira será frente a Barranquilla, en el vetusto estadio Romelio Martínez. Será el partido más importante de la campaña para los vallecaucanos, que quedarán eliminados en caso de perder. Mientras, en esa decimaquinta jornada de la Copa Premier II, Bucaramanga recibirá la visita de Real Santander para vivir las emociones del clásico metropolitano.

COMENTAR
GUARDAR