Los grandes del fútbol argentino atraviesan por su peor momento
Archivo

Los grandes del fútbol argentino atraviesan por su peor momento

Los tiempos de bonanza deportiva para Boca Juniors y River Plate parecen haber quedado muy lejos. También demuestran un bajo nivel Independiente, Racing y San Lorenzo.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
19 de septiembre 2009 , 05:17 a.m.

Boca, que con 18 títulos internacionales comparte la corona de Rey de Copas con el AC Milan de Italia, quedó golpeado y con un futuro incierto tras ser eliminado el miércoles en la primera fase de la Copa Suramericana ante Vélez Sarsfield.

El mismo golpe que Lanús le propinó a River, el equipo argentino que más títulos tiene a nivel local, 33, pero que apenas suma cinco coronas internacionales pese a su constante presencia en estos torneos.

Los gigantes arrastran eliminaciones inesperadas en torneos continentales y flojas actuaciones a nivel local que los podrían dejar fuera de la edición 2010 de la Copa Libertadores de América, un escenario casi impensado años atrás.

En los últimos meses, River no pasa de malas actuaciones y de una alarmante falta de jerarquía en sus jugadores. El 'millonario' no encuentra desde hace tiempo el rumbo, mientras que Boca lo perdió y ambos cada vez son más vulnerables tanto a nivel local como internacional.

Estas deficiencias, a las que también se suman otros equipos de peso, han sido aprovechadas por instituciones importantes pero menos ricas.

A la Copa ya clasificaron Estudiantes de La Plata y Vélez Sarsfield, el primero como campeón continental y el otro tras ganar el último torneo Clausura local.

La derrota de River pareció no afectar la continuidad del técnico Néstor Gorosito, quien a pesar de llevar seis meses al frente del plantel todavía no pudo encontrar una línea de juego definida y sus equipos sucumben a cualquier sistema.

"De esto se sale ganando. Tenemos que mejorar mucho y seguir. Yo soy el responsable. A estos jugadores los elegí yo y muero con ellos", dijo Gorosito tras la caída en la Copa.

Si bien hace dos meses que Alfio Basile volvió a Boca tras un breve y polémico paso por la selección argentina, el técnico tampoco le encuentra respuestas al equipo y sus experimentados jugadores mezclan cansancio con lesiones y los juveniles no responden a las expectativas generadas.

"Tengo una sensación de amargura pero a la vez esperanzas de sacar esto adelante", dijo Basile tras la eliminación.

"El rendimiento decayó a partir de esta racha de jugadores lesionados en la columna vertebral del equipo", explicó.

En baja

Los bajos rendimientos y malos resultados también afectan a los otros tres equipos denominados 'grandes': Independiente, Racing Club y San Lorenzo.

"Hoy no hay muchas diferencias entre los equipos chicos y los grandes", dijo el talentoso mediocampista de Lanús Sebastián Blanco después de eliminar de la Copa a River.

"Tal vez la crisis económica los afectó más a ellos que a nosotros, que nos manejamos con bajos presupuestos pero con una mejor organización", destacó el jugador.

Lanús, al igual que Estudiantes y Vélez, han aprovechado los jugadores provenientes de sus categorías menores con algunos consagrados, como el caso del veterano Juan Sebastián Verón en el campeón de América.

Independiente, que supo ser el Rey de Copas con sus siete Copas Libertadores, dos Intercontinentales y tres Interamericanas, también transita por la incertidumbre.

Otro tanto ocurre con Racing Club, campeón de la Libertadores e Intercontinental en 1967 y la Supercopa 1988.

Racing, uno de los clubes con la hinchada más pasional y seguidora de Argentina, parece condenado a luchar más por evitar el descenso que por ganar un título, especialmente después de obtener un torneo local en el 2001 tras 34 años de angustias entre quiebres y remates judiciales.

Con menos urgencias, pero también con incertidumbre, San Lorenzo comparte buenas y malas por igual y buena parte de su plantel pertenece a un grupo inversor, por lo que tampoco puede tomar decisiones de continuidad para formar un gran equipo.

¿Chicos?

En ese contexto, Lanús, Vélez y Estudiantes, entre otros, se constituyeron en los verdaderos animadores de los últimos torneos y de copas internacionales.

Lanús ganó su único título local en 2007 y todavía espera por un gran triunfo en la Libertadores o Suramericana.

Vélez, que ganó su primer título en 1968, experimentó una gran proyección en la década de 1990 bajo la conducción del técnico Carlos Bianchi. En esos años ganó el título local en 1993 y la Copa Libertadores y la Intercontinental de 1994.

Fue también campeón local en 1995-1996-1998-2005 y 2009.

Estudiantes hizo historia cuando ganó tres veces en forma consecutiva la Copa Libertadores en 1968-1969 y 1970, la Intercontinental 1968 y la Interamericana en 1969.

El equipo platense resurgió en todo su esplendor en el 2006, cuando de la mano de Diego Simeone obtuvo el torneo local de ese año y logró la Copa Libertadores por cuarta vez en el 2009 con Alejandro Sabella como entrenador.

Los hinchas de los equipos 'grandes' esperan que las cosas tomen su orden 'histórico', algo que podría tardar tras ceder un sitial que ahora podrían tardar años en recuperar.

Buenos Aires
Reuters

COMENTAR
GUARDAR