Real Santander-Bogotá, partido del altísimo riesgo deportivo
Archivo

Real Santander-Bogotá, partido del altísimo riesgo deportivo

Por lo que está en juego, este es uno de los partidos más atractivos de la jornada. Un triunfo dejará al local muy cerca de su primera presencia en los cuadrangulares.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
17 de septiembre 2009 , 09:05 a.m.

Luego de superar el bache que a mitad del torneo hizo pensar en una prematura eliminación, Real Santander está hoy cada vez más cerca de hacer historia y, por primera vez en su corta carrera en el fútbol profesional colombiano, disputar una fase semifinal. Todavía faltan algunas pinceladas para concluir la obra, pero lo cierto es que los dirigidos por Johan Mesa van por buen camino.

 

El triunfo de la semana pasada en Valledupar les abrió una puerta que quizás vislumbraban demasiado lejos. Además, la combinación de otros resultados le favoreció y así pudo sacar una ventaja que ahora, en su patio del estadio Álvaro Gómez Hurtado de Floridablanca, debe ratificar. Claro, porque de nada servirá el éxito en la capital mundial del vallenato si ahora el onceno albo no consigue los 3 puntos en condición de local.

 

Real Santander ocupa la tercera casilla del Grupo A de la Copa Premier II y con un triunfo sería el tercer equipo capaz de rebasar la barrera de los 20 puntos (completaría 22). Así, quedaría muy cerca del objetivo de seguir en carrera en el torneo, especialmente a sabiendas de que en sus dos últimos compromisos en casa se mide a elencos como Barranquilla y Palmira que, a esas alturas, ya pueden estar eliminados.

 

Pero, claro, primero lo primero. Y lo primero es Bogotá, un equipo que llega a solo 2 puntos de distancia, en el cuarto lugar. Los capitalinos vienen de conseguir una sufrida victoria sobre Palmira, por la mínima diferencia, pero de nuevo estarán disminuidos por sanciones disciplinarias. En efecto, si bien el técnico Oswaldo Durán (que otra vez podrá sentarse en el banquillo técnico) recupera al goleador Wilberto Cosme, extrañará a los defensas Campo Elías Santacruz y John Córdoba y al delantero Raúl Pinilla.

 

En esas anda Bogotá desde hace varias fechas: recomponiendo el rompecabezas para cada partido. Y, claro, así es muy difícil estabilizar la nómina y tratar de mantener un nivel competitivo adecuado. Pero, no hay tiempo para llorar y, con los hombres que estén disponibles, el elenco capitalino no tiene más alternativa que sumar. Y ojalá sea de a 3, porque el calendario le depara dos juegos muy complicados en las próximas semanas: Boyacá Patriotas, en casa, y el superlíder Itagüí Ditaires, a domicilio.

 

Este será el primer enfrentamiento de estos dos equipos en el último año y medio en la Copa Premier. Un partido sin antecedentes recientes que, irónicamente, puede marcar el rumbo de alguno de ellos en lo que resta del torneo.

COMENTAR
GUARDAR