En la Primera B, Centauros y Rionegro igualaron 1-1 y por ahora nada cambió
Archivo

En la Primera B, Centauros y Rionegro igualaron 1-1 y por ahora nada cambió

El empate impidió que el local asegurara de una vez por todas su presencia en los cuadrangulares y mantuvo las aspiraciones del onceno visitante.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
13 de septiembre 2009 , 10:10 a.m.

Una nueva decepción vivieron los menos de mil aficionados que se acercaron en la tarde de este sábado al estadio Manuel Calle Lombana (Macal) de Villavicencio.

Y no solo porque su equipo favorito fue incapaz de hacerse con la victoria, sino también por la propuesta futbolística que desplegó el cuadro antioqueño: vino a defenderse, a evitar una derrota que lo complicara en su ruta a la clasificación.

Como ya lo había hecho el colero Alianza Petrolera, el día que igualó sin goles y frenó la racha ganadora de Centauros en su patio, esta vez Rionegro le apostó a la doble línea de cuatro para resguardar los predios del arquero José Luis Asprilla.

El de Albeiro de Jesús García se había distinguido a lo largo de la temporada como uno de los mejores visitantes, pero con argumentos futbolísticos que esta vez dejó olvidados.

Para colmo, los volantes creativos del elenco dirigido por Eduardo 'El Abuelo'  Cruz no tuvieron una buena tarde y, por eso, los delanteros Célimo Polo y Juan Fernando Caicedo naufragaron en la marca visitante.

De hecho, los dos morenos se desgastaron prematuramente al verse obligados a bajar a la mitad del campo para intentar tener contacto con el balón y entrar en el juego colectivo de su equipo, que esta vez no fue efectivo.

Las pocas emociones que se registraron en el partido se dieron en el segundo período. A los 8 minutos, Caicedo culminó con acierto una jugada ofensiva que inició Jair Valoy y en la que también participó el hábil Aldair Murillo.

Pero, para tristeza suya y de su equipo, apenas 7 minutos más tarde Alexánder Mosquera sacó ventaja de un error del arquero Óscar Meza, que dejó un rebote servido en el corazón del área, y marcó la igualdad.

Los esfuerzos de los llaneros fueron estériles frente a la efectividad de la marca de los antioqueños, que al final de los 90 minutos de juego se fueron satisfechos por haber cumplido con el objetivo propuesto.

A pesar de que la clasificación de Centauros a los cuadrangulares (instancia a la que no asistió en los dos últimos torneos) es solo cuestión de tiempo, este nuevo empate en casa causó desazón y malestar entre jugadores y aficionados.

Centauros quedó como líder provisional del Grupo B, a la espera del resultado de Unión Magdalena este domingo, con 26 puntos. Rionegro, por su parte, llegó a 19 y se mantuvo en la cuarta casilla.
La semana venidera, en cumplimiento de la decimacuarta jornada de la Copa Premier II, Rionegro visitará al superlíder Itagüí Ditares en el clásico antioqueño, que a la vez es el partido intergrupos. Centauros por su parte, buscará recuperar el comando cuando visite a Unión Magdalena en Santa Marta.

 

 

COMENTAR
GUARDAR