'Ringo' Amaya vs. 'Pipe' Pardo, duelo de primos en el clásico antioqueño
Archivo

'Ringo' Amaya vs. 'Pipe' Pardo, duelo de primos en el clásico antioqueño

"Los papas de él, mis tíos, le irán a Medellín y mis papas le irán a Nacional," explicó el volante del Nacional entre risas. Así el compromiso entre verdes y rojos tendrá su toque familiar.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
11 de septiembre 2009 , 04:21 a.m.

Felipe Pardo y José Amaya son primos de sangre pero hermanos de crianza. El ex Junior de Barranquilla es el consejero de cabecera de Pardo. En varias ocasiones durante la semana, se reúnen para compartir el almuerzo o la cena y debaten de fútbol o hablan de la familia. Claro que el próximo domingo se enfrentarán defendiendo colores contrarios.

"Me dice que nos van a ganar pero yo le digo que eso no va a ser así porque Medellín se va a quitar esa paternidad que tiene con Nacional", dispara el delantero del Poderoso. "Espero que le vaya muy bien a Felipe porque es un gran jugador pero que ganemos nosotros", replica el Ringo.

Aunque dentro del rectángulo de juego solo serán dos rivales más, Pardo destaca la labor de Amaya que ha sido forjador, no solo como futbolista, sino como persona.

"Somos como hermanos. El Ringo me da muchos consejos y me dice que no me deje llevar por las malas influencias. Que siga demostrando todo lo que tengo que en el fútbol es importante la continuidad y para eso tiene que trabajar bastante", explica.

El 'profe' Amaya explica que Felipe apenas comienza y por eso le inculca valores e intenta impartirle lecciones. "Estamos al lado de él, aconsejándolo. Apenas está empezando y viene muy bien. Es de siempre transmitirle cosas buenas para que tenga los pies en la tierra y siga adelante", añade el Ringo.

Lo que sí está claro que es la familia Pardo - Amaya está dividida en torno a sus dos ilustres representantes. "La familia no sabe a quién hacerle barra. Es complicado (risas). La abuela de los dos a veces no ve los partidos porque se están enfrentando los primos", apunta Felipe.

"Imagínate -dice Amaya-. Esta la familia dividida. Los papas de él, mis tíos, le irán a Medellín y mis papas le irán a Nacional. Pero bueno (risas), lo lindo es que tenemos una gran familia, un gran cariño y una gran unión".

La otra semana, después de un buen almuerzo o un suculento asado, seguramente se discutirán las jugadas polémicas, la falta que no fue, el túnel que te hice o el 'sombrero' que impedí... al final, ganen o pierdan, todo quedará en familia.

Juan Diego Ortiz Jiménez
Especial para FUTBOLRED

COMENTAR
GUARDAR