Bogotá y Palmira: aquí no se puede empatar
Archivo

Bogotá y Palmira: aquí no se puede empatar

Es un partido en el que no se puede especular, porque ambos están necesitados de la victoria para continuar en carrera en pos de la clasificación a los cuadrangulares.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
10 de septiembre 2009 , 01:05 p.m.

Bogotá, tal y como le ha ocurrido a lo largo de la Copa Premier II, tendrá que remendar su nómina debido a las sanciones impuestas a sus jugadores. Los inhabilitados en esta ocasión son Juan Carlos Guazá, Juan Rivas y el goleador Wilberto Cosme. Los dos primeros deben la segunda de dos fechas que les fueron impuestas al haber sido expulsados en Bucaramanga, mientras que el popular 'Cachetes' completó la tercera amonestación consecutiva.

 

Problemas, entonces, son los que tiene por resolver el técnico Oswaldo Durán, otro que está sancionado y, de nuevo, sufrirá el partido desde la tribuna del estadio Alfonso López Pumarejo de la Universidad Nacional. Problemas, porque Rivas y Guazá se habían convertido en un paliativo al bajo rendimiento defensivo del equipo capitalino y porque Cosme le había aportado potencia y gol a un débil ataque. Pero, claro, ya no se puede llorar sobre la leche derramada y este crucial partido hay que encararlo como lo que es: una final adelantada.

 

Bogotá ocupa la quinta casilla, con 14 puntos, a 2 de Real Santander, que es la referencia para todos aquellos que aún aspiran. Los de Floridablanca tendrán un juego difícil en Valledupar y, en caso de una victoria, los 'leones' podrán regresar al grupo de los cuatro mejores. Las cuenta son muy sencillas: el equipo de la casaca amarilla requiere al menos 13 de los próximo 18 puntos en disputa si quiere llegar a la siguiente fase del torneo.

 

El panorama de Palmira, de otro lado, tampoco es alentador. Justo cuando parecía que el grupo de Ramiro De la Torre despegaba y adquiría el ritmo de juego necesario para volver a ser protagonista de la instancia semifinal, tropezó con una inesperada derrota en su casa. Fue frente al débil Valledupar, que hasta entonces no había sumado puntos a domicilio en la Copa Premier II. 

 

Esa caída, por supuesto, complicó demasiado las cuentas para los de la ciudad señorial, que están en la séptima casilla con 13 unidades. Para ellos, el presupuesto es de 14 puntos de 18, con el agravante que tendrán que sumar de visitantes, algo que aún no consiguieron en seis presentaciones a domicilio. De hecho, Palmira es el peor visitante del segundo semestre, con seis derrotas en serie y un gol diferencia de -10. Obvio, extender esa racha en la capital de la República significará, prácticamente, decirles adiós a los cuadrangulares.

 

El único enfrentamiento entre estos dos equipos en Bogotá, en el transcurso del último año y medio, fue victoria del local por 2-1. Eso ocurrió en 25 de febrero pasado. 

COMENTAR
GUARDAR