Medellín se ofreció para recibir a Chile, pero el partido se jugaría en Bogotá
Archivo

Medellín se ofreció para recibir a Chile, pero el partido se jugaría en Bogotá

El alcalde de la capital antioqueña ofreció el Atanasio Girardot para el decisivo encuentro por la fecha 17. Sin embargo, la Selección retornaría a la capital. El jueves se anunciará la decisión.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
08 de septiembre 2009 , 03:20 p.m.

A poco más de un mes para disputar ante la selección 'Austral' el último partido de eliminatorias en condición de local , se espera la notificación oficial de cuál será la sede de la Tricolor para el crucial juego.

Recién se escuchó el pitazo final del árbitro Pezzota, no solo se desataron los abrazos de júbilo por la victoria colombiana. La comitiva de la administración municipal de Medellín bajó desde su palco al camerino sur de Atanasio Girardot para felicitar al cuerpo técnico de la Selección y al presidente de la Federación, Luis Bedoya, y ponerle a disposición la ciudad  para el encuentro ante los chilenos, el próximo 10 de octubre, correspondiente a la penúltima fecha eliminatoria.

"Después del partido ante Ecuador les dijimos al profesor Lara y al doctor Bedoya que la ciudad estaba a su disposición para el partido ante Chile. Reafirmamos esa intención de acoger a la Selección a la que entregamos con una opción mejor para poder clasificar con la ayuda de todas nuestra dependencias", explicó a FUTBOLRED.com el Gerente del Inder Medellín, Andrés Felipe García.

La decisión de la continuidad de Medellín como sede de la Selección o el retorno a Bogotá, donde disputó seis partidos de la clasificatoria a Suráfrica 2010, se dará a conocer este jueves, un mes antes de la competición.

Sin embargo es fuerte el rumor según el cual los dirigentes de la Federación Colombiana, apoyados en las respectivas evaluaciones y balances del cuerpo técnico de la Selección, habrían resuelto jugar el partido ante el equipo que dirige Marcelo Bielsa en el Estadio El Campín de la capital de la República.

"La decisión dependerá del balance que hagamos con el cuerpo técnico", manifestó el presidente Bedoya en declaraciones al término del encuentro ante los ecuatorianos.

Otro factor importante en la decisión de volver a Bogotá es que el cambio de sede debe anunciarse ante la Fifa con 60 días de anticipación. Bogotá es la sede inscrita y el trámite de cambio de sede se hizo solamente para poder jugar en Medellín los partidos contra Perú y Ecuador.

La postura de la administración municipal de Medellín es "de respeto con las decisiones que tome el Comité Ejecutivo de la Federación para efectos de definir la sede. Las puertas están abiertas y si se determina que para enfrentar a Chile sea Bogotá o Medellín, lo que tenemos es que hacerle fuerza a la Selección para que se logre el resultado y poderla tener de nuevo en un Mundial", añadió García.

¿Campaña de desprestigio?

Desde varios sectores de la crónica especializada de Medellín se opina que las reiteradas críticas sobre el estado del césped fueron excesivas y que obedecieron más a una supuesta campaña de despretigio y justificación para dejar el Atanasio Girardot como casa del combinado nacional. Sin embargo, García no quiso entrar en altercados y no cree que tal propósito se pensó por algunas personas u organizaciones.

"No quisiera creer eso. Hemos sido muy buenos anfitriones con la Selección y los diferentes periodistas. No quiero entrar en polémica por las declaraciones del técnico Lara y por eso creo que pidió disculpas en la rueda de prensa. Eso (las opiniones sobre el gramado) lo aprovecharon otras personas y otras organizaciones para generar ese ambiente y reafirmar a Bogotá. Pero yo estoy seguro que ni el profesor Lara ni los dirigentes de la Federación van a tomar eso como base para tomar esa decisión", añadió.

Por último, reafirmó que la situación de la gramilla no va a pesar para el supuesto cambio de sede: "no creo que si la decisión se da (el cambio de sede) sea por el estado de la grama porque al final estuvo en buenas condiciones, al punto que el profesor Lara ofreció disculpas por la desafortunada situación que se generó por sus declaraciones ("La gramilla esta en un estado lamentable," opinó el técnico nacional el martes anterior)", concluyó.

La dirigencia y la afición antioqueña esperan que el regreso de la Selección a Bogotá sea solamente una especulación porque "quedamos enamorados del equipo y esta tiene que ser su casa", como lo manifestó Luís Carlos Álvarez aficionado de la Tricolor.

El jueves terminará la espera y la decisión de manos de la Federación Colombiana de Fútbol aclarará el panorama del escenario sede del último juego de Colombia como local. Sea en Medellín o en Bogotá, lo único importante son los tres puntos ante los chilenos para seguir en carrera rumbo a Suráfrica.

Juan Diego Ortiz Jiménez
Especial para FUTBOLRED

COMENTAR
GUARDAR