Dunga pide controlar la euforia y afirma que Brasil aún debe mejorar ante Chile
Archivo

Dunga pide controlar la euforia y afirma que Brasil aún debe mejorar ante Chile

El seleccionador brasileño pidió que se controle la euforia por la victoria ante Argentina y la clasificación anticipada para el Mundial 2010 y afirmó que el equipo aún debe mejorar.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
06 de septiembre 2009 , 12:50 p.m.

"Es demasiada presunción pensar que el equipo está listo cuando todavía falta un año para el Mundial", declaró el entrenador en una rueda de prensa en Salvador, donde el próximo miércoles Brasil se enfrentará a Chile por las eliminatorias sudamericanas.

Sobre la selección chilena, señaló que tiene "un juego bonito" y elogió a su entrenador, el argentino Marcelo Bielsa, de quien dijo que "está haciendo un buen trabajo".

Dunga no podrá contar contra Chile con Kaká, Luis Fabiano, Lucio y Ramires, que llegaron al límite de tarjetas amarillas y cumplirán una jornada de suspensión. También están en duda el portero Julio César y Robinho, que llegaron de Argentina golpeados.

El entrenador no dio pistas sobre posibles sustitutos y dijo que decidirá en los próximos días.

También anunció que, después de haber asegurado una plaza en el Mundial, reforzará la férrea disciplina que le impone al plantel, pues "si en Brasil agarramos a once chicos de la calle, tenemos un equipo favorito para el Mundial, pero la selección todavía no ha llegado al punto al que debe llegar".

Según Dunga, es precisamente gracias a esa disciplina que ha se ha podido construir un "grupo victorioso" que ya ha alcanzado uno de sus primeros objetivos, que era sellar el pasaporte para el Mundial del año próximo en Sudáfrica.

"Cuando asumí (el cargo) y no dejaba que los jugadores diesen entrevistas me llamaban dictador, pero hoy todos sabemos que lo mejor para la selección es tomar ese tipo de decisiones", declaró.

Según Dunga, "son los hinchas los que tienen que decir si quieren que sigamos en ese camino o no".

En su opinión, la respuesta está dada con la euforia que ha desatado en Brasil el hecho de asegurar la clasificación para el Mundial y haberlo hecho nada menos que con una victoria por un inapelable 1-3 a domicilio contra Argentina.

Dunga aprovechó para contestar las críticas que ha recibido de la prensa brasileña durante los tres años que lleva al frente de la selección.

"No pidieron solamente mi cabeza, pidieron también mi cuerpo y mi alma", pero "este trabajo iniciado hace tres años, pese a todas las críticas, ya ha alcanzado su primer objetivo", afirmó.

También dijo que está convencido de que, a pesar de haber ganado la Copa América, la Copa de las Confederaciones y de haber logrado la clasificación para el Mundial de Sudáfrica con tres jornadas de anticipación, "la presión y las críticas van a continuar".

"Pero para eso estoy preparado", apuntó casi en tono de desafío el seleccionador brasileño.

Río de Janeiro
EFE

COMENTAR
GUARDAR