Para Dépor y Bogotá no hay alternativa: ganar para sobrevivir
Archivo

Para Dépor y Bogotá no hay alternativa: ganar para sobrevivir

Será el segundo de cuatro partidos consecutivos en casa para los caleños, su última oportunidad de recuperar terreno en procura de un cupo en los cuadrangulares.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
04 de septiembre 2009 , 09:24 a.m.

En el primero de los juegos de esa seguidilla, los dirigidos por Nelson Abadía, que podrá volver al banquillo técnico luego de cumplir una suspensión, igualaron 1-1 con Itagüí Ditaires. Ahora, necesitan sumar la mayor cantidad posible de puntos, ojalá 9 de 9, para mantener viva la ilusión. En la actualidad, el conjunto caleño ocupa la octava casilla, con 10 puntos, a 4 de Boyacá Patriotas, el cuarto de la clasificación, y a 3 de su rival de turno.

 

Eso significa que una victoria de Dépor Aguablanca este domingo en el Pascual Guerrero le permitirá alcanzar a Bogotá y, de paso, arrimarse a los puestos de clasificación. Un empate será darles ventaja a Real Santander y Boyacá Patriotas, tercero y cuarto, respectivamente, y una derrota, ni hablar: el acabose. Pero, claro, en Cali nadie piensa en una caída este domingo y, más bien, todos están ilusionados en que, por fin, el equipo estabilice su rendimiento y comience a sumar seguido.

 

Dado que en seis partidos disputados por fuera de su patio no consiguió punto alguno, al elenco caleño no le queda otra que tratar de asegurar la clasificación en casa. Pero, esa no ha sido una de sus fortalezas a lo largo de la actual temporada, pues en 14 partidos disputados solo cosechó el 50 por ciento de los puntos, con 6 triunfos, 3 empates y 5 derrotas (21 goles a favor y 19 en contra). Haber igualado con Itagüí Ditaires, el superlíder, está dentro de lo normal, pero a los rivales directos hay que vencerlos sí o sí.

 

Bogotá llega golpeado y disminuido. En efecto, como se recuerda, el cuadro de Oswaldo Durán estuvo a punto de propinar el golpe más sonoro de la jornada pasada, cuando tuvo contra las cuerdas al mismo Bucaramanga, pero allá, en la ciudad de los parques. Bogotá ganaba 3-0 con menos de media hora por jugar, pero admitió un gol, sufrió una expulsión y todo se vino abajo. Al final, se sabe, el cuadro de casa igualó 3-3 en el último minuto, acción después de la cual Bogotá se quedó con solo 9 jugadores por una nueva expulsión.

 

El defensor Juan Rivas y el volante mixto Juan Carlos Guazá, que en las últimas fechas se habían convertido en piezas vitales del esquema de 'La Sombra' Durán, fueron los expulsados en Bucaramanga y no estarán en las próximas dos fechas. Además, Félix García, otro habitual de la defensa, está inhabilitado por acumulación de amarillas. Así las cosas, Bogotá estará en Cali con una retaguardia improvisada. Con todo y eso, dada su situación en la tabla, no tiene más opción que ir a buscar el resultado.

Para el local, es la oportunidad de salir definitivamente de la cola de la tabla; para el visitante, la oportunidad para propinarle el nocáut a un rival directo o, por el contrario, sufrir un serio traspié en su aspiración, según la combinación de otros resultados. Un partido con drama de principio a fin.

COMENTAR
GUARDAR