Rojas, Torres y Sinisterra cumplieron con creces en la final del Apertura
Apuestas Futbolred
Archivo

Rojas, Torres y Sinisterra cumplieron con creces en la final del Apertura

Los tres jugadores suplieron correctamente a Viáfara, Casanova y Fano. Cumplieron con cada detalle que les pidió el técnico Álvarez e incluso uno de ellos marcó gol.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
28 de junio 2009 , 04:49 p. m.

Cuando se ratificó que el uruguayo Jorge Casanova, John Viáfara y el peruano Johan Fano no podían jugar el compromiso de la vuelta de la final del Torneo Apertura 2009, muchos hinchas del Once Caldas pensaron lo peor. Imaginaron que todo estaba perdido y no veían con quienes podían suplir a los sancionados.

Pero el entrenador Javier Álvarez metió muñeca. Tomó la decisión acertada y mandó al campo de juego del Metropolitano este domingo a Henry Rojas, Nicolás Torres y Alex Sinisterra. Los llenó de valor, les dio confianza y les indicó muy bien lo que quería de ellos.

Y los futbolistas no lo decepcionaron. Cumplieron con creces e hicieron olvidar la ausencia de esos tres baluartes, que vivieron el partido como hinchas, aplaudieron a sus compañeros y terminaron comandando la vuelta olímpica del equipo blanco.

Henry Rojas fue el mejor de los tres. Desde su pierna izquierda dirigió la batuta de Once Caldas. Le puso la pelota en la cabeza a Alexis Henríquez, quien convirtió el primer gol a la salida de un tiro de esquina. Además, el mediocampista le entregó el esférico a Sinisterra, quien eludió al arquero Berbia y convirtió el segundo gol. Rojas actuó 78 minutos.

Nicolás Torres cumplió su misión en la zona media, en donde metió la pierna, corrió y estuvo ordenado para desconectar a Giovanni Hernández, el 10 de los barranquilleros.

Y Alex Sinisterra cumplió al pie de la letra lo que le pidieron. Aguantó la pelota. Con su velocidad desgastó la defensa local y estuvo presente en el marcador al convertir el segundo gol y demostrar que no estaba nervioso al enfrentar a Berbia.

Los tres jugadores, Rojas, Torres y Sinisterra, cumplieron. Se pusieron la camiseta blanca y no les pesó. Dejaron claro que están para ser titulares y que en la foto que les tomaron, en Barranquilla, alzando el trofeo pueden decir con orgullo: "Fui titular, cumplí y fui campeón". Todos nos dimos cuenta que fue verdad.

Comentar
Guardar