Julio Comesaña llevó al Junior del infierno a las puertas del cielo
Apuestas Futbolred
Archivo

Julio Comesaña llevó al Junior del infierno a las puertas del cielo

Cuando tomó la dirección técnica del equipo, en marzo del año pasado, Junior era el primer candidato a descender. Desde ese momento comenzó la ascensión, que no alcanzó para la sexta coronación.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
28 de junio 2009 , 03:06 p. m.

No es fácil voltear el camino, hacer un giro 180 grados y dejar atrás lo que un día fue el presente. No es sencillo, pero Comesaña lo hizo ver así. Dos torneos atrás Junior tenía cara de segunda división y tras los malos resultados del inicio del Apertura 2008 (4 puntos de 21 posibles), el técnico Santiago Escobar fue licenciado.

El timonel colombo-uruguayo asumió la vacante iniciando su quinto ciclo en el club. Recuperó el rumbo de un barco a la deriva y alcanzó a meterse en la pelea por entrar a las semifinales (quedó a un punto de Quindío, que con 25 se clasificó octavo).

Y esa misma subienda futbolística y anímica le sirvió para salvarse del descenso directo y de la promoción en el siguiente semestre. Por eso, lleno de confianza y con el objetivo cumplido, lanzó el vaticinio: "no sé si en el primero o el segundo semestre, pero estoy seguro de que Junior será campeón en el 2009", señaló a 'La Voz de la Costa'.

Aún le queda un semestre para cumplir con esa promesa. Estuvo muy cerca de lograr el título y, aunque no lo logro, dejó entre los aficionados la certeza de haber conformado un equipo sólido y esperanzador.

Es que en el conjunto barranquillero Comesaña cumple al pie de la letra la máxima de Nietzsche del eterno retorno. Va y viene. Da vueltas. Después retorna a casa para hace parte de la gloria. Así ocurrió en 1977 y en 1993.

El entrenador de 61 años alcanzó como jugador del Junior el campeonato de 1977 y como entrenador el angustioso título de 1993. Además, disputó las semifinales de la Copa Libertadores en 1994. Dirigió al 'Tiburón' en 1991, 1996-1997, 2002 y el actual ciclo que inició a mediados de marzo de 2008.

Participó en dos de las cinco estrellas que ondean en el escudo rojiblanco, y hubiera podido entrar por la puerta grande a la historia del equipo barranquillero de haberse coronado campeón. Es que Comesaña sabe como llevar al Junior del infierno a las puertas del cielo. Solo falta encontrar la llave para entrar a él.

Juan Diego Ortiz
Especial para FUTBOLRED

Comentar
Guardar

Otros Portales


Portafolio

Supérenla ya