Pienaar-Modise-Parker, el tridente que hace soñar a Sudáfrica con la final
Apuestas Futbolred
Archivo

Pienaar-Modise-Parker, el tridente que hace soñar a Sudáfrica con la final

Con el objetivo logrado de avanzar a las semifinales de 'su' Confederaciones, Sudáfrica ahora sueña con dar el golpe frente a Brasil, y para ello dependerá de lo que haga su tridente ofensivo.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
23 de junio 2009 , 06:00 a. m.

Tras un inicio de torneo flojo frente a Irak (0-0), la máquina de los Bafana Bafana se puso en marcha en su segunda presentación ante Nueva Zelanda (2-0), la que marcó la consagración de Bernard Parker, autor de un doblete.

Pero también, el técnico brasileño de Sudáfrica, Joel Santana, notó la necesidad de que esté en cancha Steven Pienaar, el armador que se perdió el debut por lesión. El enganche del Everton inglés armó una sociedad con Teko Modise, mejor jugador de la Liga sudafricana, y la afición se puso a soñar.

Pese al traspié con el favorito España (0-2), Santana dice que "todo es posible en el fútbol y se le puede ganar a Brasil" en semifinales, aunque la realidad marca distancias luz entre ambos equipos.

Signo del estatus real de Sudáfrica, sus tres jugadores estrella juegna en clubes de segundo o tercer rango, mientras los astros de la Seleçao militan en los mejores clubes de España o Italia, como el Real Madrid, el FC Barcelona o el Inter de Milán.

Pienaar, de 27 años, es titular en el Everton, siempre detrás del "Big four" (ManU, Chelsea, Liverpool y Arsenal), quinto del Campeonato y finalista de la Copa.

Modise, de 26 años, gran esperanza del fútbol sudafricano, juega en los Orlando Pirates, uno de los dos clubes grandes del país (junto con Kaizer Chiefs), pero un pequeño equipo en la escala europea, que Modise espera alcanzar después de la Copa Confederaciones.

Parker, de 23 años, milita en el Estrella Roja de Belgrado y se ha convertido en el máximo artillero de Sudáfrica en los últimos tiempos, tras la salida de Benni McCarthy, con cinco tantos en 14 duelos internacionales.

De hecho, mucho se lo agradece a Santana, quien lo mantuvo en el ataque pese a un error increíble que protagonizó en el debut. "Me quería morir", dijo al relatar la jugada en que la bola iba al gol y él mismo la paró en la línea, ante Irak.

"Agradezco la fe que tuvo en mi el técnico", dijo Parker tras su doblete a los Kiwis, a la postre el de la clasificación a semis.

Los tres son las esperanza para el jueves, aunque Santana reitera que "nos estamos preparando para el Mundial-2010".

Pienaar, con pasado en el Ajax de Amsterdam, se marchó bien joven a Europa, con apenas 19 años. Fracasó en el Borussia Dortmund (2007), donde no marcó goles en seis meses de Bundesliga, y sin crédito se marchó a Inglaterra.

Brillante en el Everton, ahora es pretendido por el Tottenham y el Atlético Madrid. "Jugué en los mejores campeonatos del mundo. Hacerlo en la Liga es un desafío", desliza.

Pienaar tuvo que luchar contra una acusación de violación, este otoño (boreal), que finalmente quedó en la nada. Tal vez ese ejemplo de éxito empuja a su socio en los Bafana.

Modise se declara "listo para jugar en Europa ahora". A 26 años, ya es hora. Los grandes astros africanos (Drogba, Eto'o, Adebayor, Essien...) se fueron mucho antes.

"He recibido ofertas, pero quería quedarme en Sudáfrica, para ganarme un nombre aquí", explica Modise, quien está en la mira del Wigan y Aston Villa de la Premier League.

Mejor jugador del campeonato 2008, Modise es la gran estrella local y el ícono publicitario de las empresas mundiales que apuestan al fútbol. "Creo que el equipo están en el buen camino, la gente va a adorar Sudáfrica", acota esperanzado, antes del choque del jueves ante Brasil. 

Johannesburgo
AFP

Comentar
Guardar