Crece la preocupación en Argentina por la clasificación a Sudáfrica 2010
Apuestas Futbolred
Archivo

Crece la preocupación en Argentina por la clasificación a Sudáfrica 2010

Es cuarta en la tabla de posiciones y eso le permitiría ir de manera directa al Mundial, pero el temor por lo que vendrá en las cuatro jornadas restantes se ha apoderado de los medios y la afición.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
11 de junio 2009 , 09:19 a. m.

A estas alturas, en los torneos clasificatorios de Francia'98, Japón-Corea 2002 y Alemania 2006, los alibicelestes se habían asegurado una plaza.

Pero dos derrotas ante Bolivia y Ecuador en cuatro encuentros correspondientes al ciclo de Diego Maradona como seleccionador han encendido luces de alarma porque quedan por delante rivales como Brasil, Paraguay (primero y tercero en la clasificación), el eliminado Perú y Uruguay (sexto).

Argentina, que ocupa el cuarto puesto, careció de consistencia y efectividad desde la época en la que estaba en el banquillo Alfio Basile, quien dimitió cuando el equipo sumaba cuatro victorias, igual cantidad de empates y dos derrotas.

Esas carencias se profundizaron en los últimos tres encuentros con un duro traspiés por 6-1 ante Bolivia, la derrota del miércoles por 2-0 frente a Ecuador y una victoria por la mínima con Colombia (1-0) en la que el conjunto de Eduardo Lara mereció mejor suerte.

Sergio Agüero y Juan Román Riquelme, que renunció a la selección cuando comenzó la etapa de Maradona, son los máximos goleadores argentinos en las actuales eliminatorias, con cuatro tantos, y el futbolista del Boca Juniors hace cinco partidos que no juega.

Argentina tiene con 19 la misma cantidad de goles anotados por Bolivia, que ha perdido toda posibilidad de clasificarse, y cuatro menos que Uruguay, que pugna por el billete directo al Mundial o por la repesca.

Por todas estas razones, Maradona, los jugadores y la prensa consideran que el encuentro ante el líder Brasil, que se disputará en septiembre próximo en el 'Monumental' de Buenos Aires, puede ser clave para encarrilar la clasificación o para empezar a hacer equilibrio en el borde del abismo.

Maradona había colgado en el vestuario del estadio Olimpico Atahualpa de Quito un cartel con la frase "si ganamos, estamos en Sudáfrica", y tras la derrota ante los ecuatorianos reunió a los jugadores y les habló de Brasil, de lo que habrá en juego en ése que será "el partido de sus vidas".

El equipo argentino, cargado de estrellas en todas sus filas, pareció encontrar un patrón de juego, desde que cambió de seleccionador, en la primera parte del encuentro frente a Ecuador, pero malogró las ocasiones que tuvo y falló un penalti.

Antes de ello, el ex seleccionador César Menotti afirmó que 'Pelusa' obliga a los jugadores "más a una entrega muy profunda porque no tiene tiempo para generar un funcionamiento fluido de equipo. Todos creemos que con el nombre de Maradona la selección va a jugar mejor, pero no es así".

"Esa sensación, a veces, a los jugadores los excita demasiado en el deseo de sobresalir de forma individual y se pierden un poco del sentido colectivo", agregó.

En Quito, y después de tantas dudas generalizadas sobre la capacidad de Maradona para plantear tácticamente un partido, el equipo albiceleste fue dueño de la situación durante casi 50 minutos, pero no marcó.

"Hicieron todo lo que les pedí", dijo el entrenador, quien afirmó que "alguna vez va a tener que entrar la pelota en el arco".

Por una cosa u otra, la preocupación se profundiza en Argentina alrededor de la selección, y también por Lionel Messi, el campeón de todo con el Barcelona que no termina de despegar con la camiseta albiceleste.

Buenos Aires
EFE

Comentar
Guardar